Atlántico

VIGO

La torre de A Guía supera la prueba y soportará 12.000 kilos

La escultura del Sagrado Corazón debería coronar la ermita el próximo mes de agosto

La imagen de la escultura, al pie de la ermita de la Guía.
La imagen de la escultura, al pie de la ermita de la Guía.
La torre de A Guía supera la prueba y soportará 12.000 kilos

 El párroco de As Neves, en Teis, Ramón Lera, confirmó que ya se han hecho pruebas de resistencia en la torre de a Guía y que ésta se encuentra en condiciones de resistir sin problemas unos 12.000 kilos, que será lo que pese la escultura del Sagrado Corazón de Jesús que coronará la ermita, como había planteado originalmente el arquitecto Gómez Román cuando la diseñó. Por encima de las 12 toneladas podría resultar peligroso para la estabilidad del edificio, que ya había sido pensado para sostener una imagen en piedra en lo alto.


La idea inicial, explicada el pasado mes de agosto, es que la estatua estuviera lista para primavera, pero tendrá que esperar algo más. En todo caso, hay garantías de que ya antes de las fiestas de Teis, en agosto, presidirá el monte. 


El párroco explicó que la Escola de Cantería de la Diputación, organismo que asume el coste, aún se demorará en el encargo debido a que tendrá que montar la escultura por piezas para aligerarla y evitar una presión excesiva sobre la capilla. 


Como es conocido, tendrá  cinco metros de alto y de una enorme complejidad técnica, por lo que reconoció que la operación de instalación se demorará un mes, desde principios del verano probablemente hasta los días anteriores a la fiesta parroquial a principios de agosto. 
"Para esas fechas tiene que estar todo listo", aseguró a este diario el sacerdote, que está siguiendo de cerca todo el proceso en colaboración con la Diputación Provincial, que afronta la factura.
El pasado verano, durante una visita realizada por la presidenta del organismo provincial, la viguesa Carmela Silva, aseguraba que la imagen del Sagrado Corazón que se convertirá, al igual que el Cristo en Río de Janeiro, en el símbolo de la ciudad" y destacó que se encuentra en un lugar emblemático de la ciudad que con la imagen de gran altura del Sagrado Corazón se va a poder ver desde toda la ciudad y desde toda la Ría". En 1951, cuando se erigió la actual ermita que sustituyó a otra más pequeña anterior, los vecinos no tenían los recursos suficientes para completar las ideas que Gómez Román y Antonio Palacios habían tenido para la construcción de la iglesia. El obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro, ya subrayó "el entusiasmo maravilloso" en este proyecto que se fundamenta "en razones tan poderosas como el sentimiento y la historia y con un símil tan hermoso como es el Cristo de Río". Quinteiro destacó que "esta ciudad va a tener un icono muy importante".