Vigo

La terminal de Urzaiz abrirá en abril de 2021 para 500 autobuses al día

Vigo

vigo

La terminal de Urzaiz abrirá en abril de 2021 para 500 autobuses al día

Porro, Vázquez, Feijóo, Caballero y Silva con el representante de ADIF, ayer en las obras de la estación de autobuses de Urzaiz.
photo_cameraPorro, Vázquez, Feijóo, Caballero y Silva con el representante de ADIF, ayer en las obras de la estación de autobuses de Urzaiz.
La nueva terminal de Urzaiz abrirá en abril de 2021 para 500 autobuses al día.  Xunta y Concello destacan la colaboración institucional que hace posible el centro de comunicaciones y comercial. Feijóo destaca que "sin la ley Vigo no habría sido posible" y Caballero, "la satisfacción de la ciudad por lograr este gran complejo".

El 30 de abril de 2021 es la fecha fijada oficialmente para la inauguración de la estación de autobuses intermodal de Vigo-Urzaiz, que formará parte integrante del complejo viario, comercial y ferroviario con Vialia, y cuya apertura supondrá un cambio radical para la movilidad local y el transporte público. También urbanístico, ya que conllevará el cierre de la terminal de autocares de la avenida de Madrid. Las estimaciones realizadas por la Xunta, que invierte 15 millones de euros en dicha instalación, contemplan que se utilice por unos dos millones de pasajeros anuales en los 500 autocares que saldrán y llegarán diariamente de toda partes y no sólo del área metropolitana, con el  incentivo de que habrá conexión directa con los trenes. 
Las obras están en marcha y ayer tocó visita por parte del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien estuvo acompañado por Abel Caballero y la presidenta de la Diputación Carmela Silva, además de representantes de las administraciones central (ADIF, del Ministerio de Fomento), autonómica (la conselleira Ethel Vázquez y la delegada de la Xunta, Corina Porro) y local (la práctica totalidad de los concejales de PP y PSOE). En esta ocasión destacó por encima de todo la colaboración institucional, lo que fue destacado tanto por Feijóo como por Caballero en sus respectivas intervenciones. Ni sombra de las tensiones pasadas, presente y futuras.

En el futuro emplazamiento de la terminal sólo hay ahora un hueco que a permite imaginar cómo será el complejo una vez terminado dentro de un año y medio. La vecina estación de Thom Mayne ya ha alcanzado su techo en altura y en su interior habrá un amplio espacio comercial que gestionará la empresa Ceetrus, además de los servicios de atención ferroviarios. A  su lado, comunicada, la terminal de autobuses, que permitirá intercambiar viajeros de uno a otro transporte. 
La obra, adjudicada a la UTE Comsa, S.A.U.-Ogmios, comenzó el 23 de septiembre y consiste en la ejecución de una estación de autobuses con una superficie de unos 6.000 metros cuadrados y 30 dársenas, un edificio de servicios de más de mil metros cuadrados y dos túneles que conectan con los otros túneles integrados en el proyecto conjunto y que dan acceso al Centro Comercial Vialia y a la salida de la calle Lepanto para conectar con la AP-9. Dicha actuación se contempla dentro de un convenio a varias bandas asumido por las administraciones implicadas.

La terminal de autobuses de la estación intermodal de Vigo, recordó Alberto Núñez Feijóo, conectará el tren de alta velocidad con toda el área metropolitana de Vigo, el resto de la provincia de Pontevedra, el norte de Portugal y toda Galicia y supondrá un cambio para décadas "que permitirá a los vigueses coger el tren y el bus en el centro". 

El cierre de avenida de Madrid

La apertura de la terminal de autobuses de Vigo-Urzaiz supondrá el cierre de la actual en la avenida de Madrid, construida por la Xunta durante el gobierno tripartito de Fernando González Laxe, en 1989. Treinta años después, el edificio se ha quedado por completo obsoleto y además, lejos del puerto, el tren y el aeropuerto. Justo lo que se trata de evitar con la intermodal de Urzaiz, que ayudará a promover la utilización del transporte público con máxima agilidad. Para ello se construirá un acceso directo a la autopista y otro a la ciudad en túnel. En cuanto al edificio de la avenida de Madrid, propiedad de la Xunta, será el Concello el que tomará una decisión sobre su futuro: o su transformación en un parking disuasorio para los coches que entren en la ciudad o su demolición completa, que a día de hoy parece lo más probable.

Más en Vigo
Comentarios