Se negaron a avalar el Pazo de Congresos como sede y obligan al alcalde de Vigo a darle la razón al PP y buscar otra alternativa, que podría ser Cluny, tras fracasar en las tres anteriores

Los técnicos impiden a Abel Caballero ubicar la Biblioteca en el Auditorio

A pesar de mantener durante meses que la Biblioteca Estatal ya estaba incluida en el proyecto del nuevo Auditorio-Pazo de Congresos y que el proceso estaba en marcha, ayer el alcalde volvió a cambiar de opinión y descartó la que ya es su cuarta propuesta de ubicación.
Así, informó que en el plazo de dos semanas comunicará dónde se instalará definitivamente la Biblioteca Estatal y, sin reconocerlo, le dio la razón al grupo popular, que desde hace meses insiste en que el espacio destinado en el Auditorio era demasiado pequeño para albergar una dotación cultural tan importante. Ante los medios de comunicación, Abel Caballero anunció que ‘tras meditarlo con numerosos expertos’ se dio cuenta de que el espacio del que se disponía en el Auditorio –3.500 metros cuadrados– tenía un ‘problema relevante porque sería una biblioteca de tamaño justo y necesitamos y queremos una de al menos 5.000metros cuadrados’. El regidor no admitió que su nuevo cambio de postura responde a un más que probable rechazo por parte del Ministerio de Cultura a que una de sus bibliotecas comparta espacio con una concesión privada y, en menor grado, por las reticencias del arquitecto César Portela a modificar una vez más el diseño del Auditorio-Pazo de Congresos para acoger esta instalación. ‘El Auditorio regresará a su proyecto inicial’, dijo Caballero, que respondió a la pregunta sobre su cambio de postura asegurando que ‘tan sólo se trata de problemas de espacio’. ‘Una obra ya hecha requiere un acuerdo entre el Concello y el Ministerio de Cultura sobre quién tiene que pagar pero el problema en este caso es el tamaño de la Biblioteca porque 3.500 metros cuadrados está muy bien pero tras hablar con muchos expertos decidimos que la de Vigo tiene que ser una obra más ambiciosa’. Así, explicó que ya presentó su nueva propuesta a los responsables del Ministerio de Cultura este mismo miércoles en su visita a Madrid y señaló que comunicará públicamente cuál es en cuanto obtenga respuesta del departamento ministerial, en un plazo de quince días. ‘Será una nueva construcción que partirá de 5.000 metros cuadrados pero que en el plazo de unos cinco años podría ampliarse en unos dos o tres mil metros cuadrados más’, avanzó el socialista durante una visita a Samil en la que estuvo arropado por cinco de sus concejales. Preguntado por los periodistas, también se negó a revelar si se trata de un solar vacío o de uno ocupado por una nueva construcción. ‘Se lo diré cuando quiera y dónde quiera’, concluyó Caballero, que tan sólo avanzó que se trata de una parcela ‘muy respetable’, con lo que dejó abiertas las puertas a que finalmente sea Cluny –una de las opciones preferidas por el Ministerio– el lugar elegido.

Te puede interesar