Los hosteleros avisan de que habrá unas 1000 fiestas sin licencia y lamentan la dejadez de las instituciones

La sombra del Madrid Arena planea sobre las fiestas ilegales de Nochevieja

Los hosteleros señalan que la Administración tan sólo debe permitir fiestas al aire libre y con carácter gratuito, como la de As Travesas. En la foto, la de 2011.
La Federación Gallega de Discotecas y Salas de Fiestas acaba de enviar a todos los ayuntamientos escritos reclamándoles vigilancia y la puesta en marcha de planes de seguridad para evitar la proliferación de fiestas ilegales de Nochevieja.
Cada año, explica el presidente de este colectivo, Samuel Pousada, se celebran en la comunidad gallega entre 800 y 1.000 fiestas clandestinas en recintos que, en el 15 por ciento de los casos, revisten auténticos riesgos por tener lugar en bajos de edificios sin acondicionar, inmuebles y naves industriales abandonadas. Lo ocurrido en la noche de Halloween en el Madrid Arena, con la muerte de cuatro jóvenes, obliga a mirar con lupa la organización de cada evento y, de hecho, forzó la suspensión de uno previsto en el Ifevi para el próximo 12 de diciembre en el que iban a intervenir hasta cuatro DJs aunque el alcalde desvinculó la decisión de una presunta falta de seguridad del recinto.

“El Ifevi no es un sitio adecuado para hacer eso. Nosotros reclamamos que no se cedan espacios públicos para fiestas porque es evidente que no están habilitados para ello. Un pabellón es para practicar deporte al igual que una sala de exposiciones es para exponer y una plaza de toros para torear”, remarcó Pousada, que mostró su satisfacción ante la cancelación de la macrofiesta en el Ifevi e insistió en que “los pabellones, aunque los llamen multiusos, no pueden ser discotecas”.

La tragedia del Madrid Arena también forzó la investigación de la fiesta ilegal celebrada 24 horas después en la antigua nave de Massó, en Cangas, también con motivo de Halloween. Convocados a través de las redes sociales, varios cientos de jóvenes acudieron a la denominada “Ballenera Party” y desvelaron que la antigua nave acoge con frecuencia eventos de este tipo.

“Vamos a denunciar también una fiesta organizada en Expocoruña y el Macrofestival que se celebrará también en diciembre en el recinto ferial de Silleda”, informó el presidente de la Federación, que subraya que las administraciones tan sólo deberían ceder espacios públicos al aire libre y de forma gratuita para evitar los riesgos que conlleva y, que si lo hacen, “sean responsables subsidiarios”.

Pousada lamenta que haya tenido que ocurrir una catástrofe como la del Madrid Arena para que los políticos “actúen con más seriedad” y dejen de perjudicar al sector, uno de los más castigados por la crisis y “al que la ley antitabaco sigue perjudicando”.

Ahora, la Xunta da de plazo hasta el inicio de diciembre para autorizar las fiestas de Nochevieja, de las que el año pasado tan sólo se dieron una veintena para toda Galicia y hubo casi mil fiestas ilegales. “Es falta de voluntad, el papeleo no es tan difícil pero es más cómodo pegar carteles que contratar a una asesoría para hacer el proyecto o pagar el seguro de responsabilidad civil”, manifestó.

VIGO INCIDE EN LA NECESIDAD DE LICENCIAS
El Concello de Vigo publicó esta semana un Bando en el que recuerda a los locales que no pueden ofrecer espectáculos o actividades recreativas en las noches de Fin de Año o Reyes sin contar con la preceptiva licencia municipal de actividad o apertura y recuerda que ningún local puede ofrecer espectáculos o actividades recreativas distintas de los que figuren autorizados en su licencia.
En el bando recuerda que las Jefaturas Territoriales de la Consellería de Presidencia puede dar las correspondientes autorizaciones si se presentan las solicitudes con una antelación mínima de 30 días con respecto a la fecha de la celebración del evento pero que éstas requieren de un informe preceptivo del Concello además de la licencia municipal, una memoria de la actividad, un informe técnico y un plan de autoprotección.

Te puede interesar