Vigo

Las solicitudes de nacionalidad se duplican por los marroquíes

Vigo

vigo

Las solicitudes de nacionalidad se duplican por los marroquíes

Trabajadores extranjeros en un mercadillo vigués.
photo_cameraTrabajadores extranjeros en un mercadillo vigués.
Residentes en la provincia del país norteafricano y Brasil encabezan las adquisiciones
 En 2017 hubo un total de 297 personas residentes en Vigo y la provincia que lograron la nacionalidad española, la cifra más baja en más de 10 años. No fue un fenómeno aislado: también pasó en el conjunto de España (sólo se concedieron ese año 66.498), pero parece que fue sólo un hecho puntual. En 2018 volvieron a crecer y sumaron 770 en Vigo y la provincia y 2.373 en Galicia, más que duplicando las cifras, y el grupo nacional que proporcionó más altas fue una vez más el marroquí, pese a que la colonia en Galicia es reducida. Desde 2013 se mantiene la misma tendencia.
Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el año 2019 un total de 98.858 extranjeros residentes en España adquirió la nacionalidad española. Esta cifra supuso un aumento del 8,9% respecto al año anterior. En Galicia en cambio fueron sólo 2.098, y la explicación se encuentra en que buena parte de los inmigrantes extranjeros que llegan a Vigo y a Galicia tienen doble nacionalidad por ser hijos o nietos de gallegos emigrados, como es el caso de venezolanos, sobre todo.
Las nacionalidades solicitadas y concedidas por vecinos de Vigo y la provincia llegaron a superar las 2.500 anuales en 2013, pero desde entonces el bajón ha sido considerable, hasta estos dos últimos ejercicios en que ha vuelto a crecer. Con todo un total de 6.283 extranjeros residentes en Vigo y provincia -la mayoría en la ciudad- lograron la nacionalidad española entre 2013 y 2017, siendo el de los marroquíes el grupo que sumó mayor número. Sin embargo, por continentes son mayoría absoluta los sudamericanos, muy por encima de africanos y europeos. 
En el último ejercicio sobre el que el INE ha realizado un estudio pormenorizado, correspondiente a 2018, se da la circunstancia de que el primer grupo residentes extranjeros que lograron la nacionalidad español fue el de marroquíes: en concreto, de los 770 positivos hubo 109 que lograron pasaporte español de dicho origen, cuando en su caso los requisitos son más difíciles de cumplir: diez años seguidos de residencia legal y con empleo para poder optar. El segundo grupo es los brasileños, con 105. En su caso, los convenios de doble nacionalidad facilitan mucho las cosa: dos años de residencia tan sólo y además pueden mantener su estatus nacional. Llama la atención el escaso número de venezolanos que optaron a ser españoles, sólo 43, en tanto que 27 portugueses también consiguieron la nacionalidad, en su caso sin necesidad de perder la propia. Por continentes, Europa anotó 44, África 164, Centroamérica y Caribe 106 y Sudamérica 420, con apenas 15 procedentes de Asia.