El Concello dará 16.600 euros a UGT, CCOO y CIG por esta labor, que ya desarrollan ahora

Los sindicatos recibirán 50.000 euros por informar de las ayudas municipales

La concejala María Méndez asegura que la Xunta discrimina a Vigo en materia social y de servicios.
El teniente de alcalde firmó ayer un convenio con las centrales sindicales para mantener oficinas de información sobre las ayudas municipales. Por su parte, María Méndez, criticó a la Xunta por no convocarla a una reunión donde sí estuvieron presentes otras concejalas de Benestar. Desde el Gobierno autonómico, no obstante, se asegura que Méndez fue invitada.
El Concello pagará otros 50.000 euros a las tres principales plataformas sindicales gallegas —CCOO, UGT y CIG— para que informen de las subvenciones económicas que presta el Ayuntamiento y de las distintas medidas de carácter social que se aprueben para paliar los efectos de la crisis. Esta ayuda se suma a los 43.000 euros que también recibirán los tres sindicatos para la realización de cursos y actividades tras un convenio firmado hace menos de dos semanas por el alcalde. La ayuda de 50.000 euros (16.600 por sindicato) la anunció ayer el teniente de alcalde, Santi Domínguez, que señaló la necesidad de ‘divulgar’ toda la información posible referente a este tipo de prestaciones que puedan beneficiar a los trabajadores. Domínguez precisó que esta labor informativa ‘que ya desarrollan ahora’ de manera gratuita los sindicatos comenzará a funcionar con el respaldo del Consistorio en 2010. Tras la firma del acuerdo, el responsable de CCOO, José Cameselle señaló que son ‘muchas’ las familias que acuden a sus sedes en busca de información, mientras que Serafín Otero (CIG) apuntó que ahora se dará una mejor cobertura a su trabajo. Por su parte, su homólogo de UGT, Antonio Juste, confió en que esta medida sirva para que ayudas como las destinadas a revitalizar el consumo del comercio no queden sin cubrir.

Benestar se ve ‘discriminada’ por la Xunta

La concejal de Benestar Social, María Méndez, aseguró ayer que la conselleira de Traballo e Benestar Social, Beatriz Mato, discriminó a la ciudad al no incluirla en la reunión que ésta mantuvo el pasado jueves con responsables municipales. La edil achacó esto al hecho de que su voz está siendo ‘la única crítica’ con las decisiones que está llevando a cabo la Xunta. Méndez recriminó los ‘agravios’ que aprecia por parte del Gobierno gallego, que todavía no ha respondido a una solicitud de reunión enviada en mayo. Además, denunció nuevamente el cambio de uso que se dio al edificio conocido como Gota de Leche y criticó la ‘política privatizadora’ del Ejecutivo autonómico, que a su juicio crea instalaciones con servicios ‘de primera y de segunda categoría’. La concejal realizó esta queja ante la posibilidad de que el centro de día de la calle O Grove no sea finalmente de gestión pública tal y como está previsto. Además de reclamar la apertura de esta infraestructura, Méndez lamentó no tener información sobre la residencia programada en Navia a pesar de la intención del Concello de ceder una parcela de 10.000 metros cuadrados. Por último, mostró su disconformidad con una moción presentada por el PP para que la escuela infantil Mestre Goldar pase a ser municipal. Según la edil del BNG, este cambio provocaría que la aportación económica del Gobierno gallego, que actualmente es del 65 por ciento, se redujera al 20%. Por otra parte, Méndez admitió la existencia de retrasos en el pago de la Renda de Integración Social de Galicia (Risga) pero alegó que estas demoras ‘siempre existieron’. Además, indicó que la crisis provocó que las solicitudes aumentaran un 22 por ciento.

Traballo asegura que ‘no excluyó a María Méndez ni a nadie’

La Consellería de Traballo e Benestar afirmó ayer que recibió la pasada semana a ‘todas las concejalas que solicitaron la reunión’ y sin realizar exclusiones, al tiempo que explicó que fue una de las representantes locales, en concreto la edil de Servicios Sociales de Ferrol, Beatriz Sestayo, quien pidió la entrevista en nombre de sus homólogas de las 7 grandes ciudades. En un comunicado, la Consellería aseguró que el Gobierno gallego ‘dio respuesta a esa demanda’ y aclaró que, debido a que la reunión del pasado jueves fue a instancias de la citada concejala, desde la Administración autonómica ‘no se ejerció ningún tipo de función a la hora de convocar a las representantes locales’. Por tanto, ante las críticas vertidas ayer por María Méndez, la Consellería matizó que ‘no se excluyó a ninguna concejala en esta convocatoria’ y que ‘no se hizo ninguna excepción’ a la hora de recibir a las concejalas. Finalmente, la Xunta precisó que ante la ‘sorpresa’ de la ausencia de la edil de Vigo, las asistentes a la reunión explicaron que ésta no había acudido ‘por problemas de agenda’.

Te puede interesar