Vigo

El Sergas gasta 9 millones para derivar pacientes a la privada

Vigo

vigo

El Sergas gasta 9 millones para derivar pacientes a la privada

Más de dos mil pacientes reciben una llamada para operarse en los centros concertados.
photo_cameraMás de dos mil pacientes reciben una llamada para operarse en los centros concertados.
Los hospitales Vithas Fátima de Vigo y Quirónsalud Miguel Domínguez de Pontevedra asumen estos conciertos que permiten aligerar la lista de espera del área sanitaria viguesa

El Sergas gasta unos 9 millones de euros al año en los conciertos con los hospitales privados de la provincia de Pontevedra, a los que se derivan pacientes del sistema público para aligerar la lista de espera quirúrgica y de pruebas diagnósticas. En junio de este año había 31.287 personas en lista de espera para operarse en Galicia, de los que 7.670 eran del área viguesa. Se trata de dos hospitales, Vithas Fátima (3,6 millones) y Quirónsalud Miguel Domínguez de Pontevedra (5,6 millones). Son datos que se recogen en un informe del  Consello de Contas sobre las  cuentas del Sergas de 2017. Hay pacientes que aceptan operarse en estos centros y otros que lo rechazan, en cuyo caso pasan a la lista de espera no estructural que es la que no figura en la estadística oficial. Existe además otra partida de gasto en el Sergas  para pagar a  entidades concertadas que realizan programas de hemodiálisis, así como a distintos centros de diagnóstico y tratamiento, el programa especial de transporte y otros servicios de asistencia sanitaria. A estas cifras se añaden otros 75 millones de euros que cuesta cada año el concierto singular con Povisa para hacerse cargo de unos 135.000 pacientes del área viguesa.  

más de 2.200 derivaciones
En 2017 también trascendió que el Sergas deriva a los hospitales privados a unos 2.200 pacientes del área sanitaria de Vigo, mientras que en el conjunto de Galicia eran 25.000 los que recibían una llamada para operarse en otro centro o para una prueba diagnóstica. Estos volúmenes no han variado mucho en los últimos años, según las fuentes consultados en el sector de la sanidad.
 Traumatología, Oftalmología y Cirugía General son las especialidades que derivan más pacientes y que están también entre las de mayor lista de espera de toda Galicia. En el área viguesa, en junio del año pasado, Vigo contaba con 2.489 personas en la lista de espera de Traumatología, 1.393 en Oftalmología y 1.350 en Cirugía General y Digestiva.
En el conjunto de la Comunidad Autónoma, la factura que paga el Sergas por los conciertos con la sanidad privada fue de 202,5 millones de euros en el año 2017, un 10,2% menos que en el ejercicio anterior. Un 37,6% del gasto en la actividad concertada de Galicia es para sostener el acuerdo con Povisa. De estos 202,5 millones de euros, un total de 133 millones se repartieron entre los hospitales privados; 25,9 millones para los programas especiales de hemodiálisis; 17,2 para los centros de diagnóstico y tratamiento; 19,2 millones por el programa especial de transporte; y 6,3 millones que corresponden a otros servicios de asistencia sanitaria. Representa el 5,4% del gasto del Sergas.
De cara al futuro, hay novedades. El acuerdo que firmó el Sergas con Povisa poco antes de su venta al grupo Ribera Salud contemplaba la posibilidad de que Cunqueiro y Meixoeiro derivasen a sus pacientes al hospital de la calle Salamanca para reducir su lista de espera. Era la primera vez que se incluía una cláusula para que Povisa asuma operaciones de pacientes que no forman parte de su población adscrita. La lista de espera de Povisa es mayor que la de los hospitales del Sergas en Vigo en la demora, 78, 6 días frente a 74,4, pero tiene a la mitad de pacientes en cola, 3.181 en junio del año pasado. También está por ver si HM Vigo accederá a un concierto tras la fuerte inversión para mejorar este hospital.

La sanidad privada no quiere ser ‘demonizada’ y defiende su papel

 Los conciertos con el Sergas aportan el 20,3% de los ingresos en la sanidad privada sin contar Povisa. Son datos de la Asociación de Hospitales Gallegos (Ahosgal) que agrupa a 12 centros sanitarios en Galicia, con una facturación global de 325 millones de euros. Además de esto, las aseguradoras aportan el 49,3% de los ingresos, los accidentados de tráfico el 10,7% y los pacientes privados el 19,7%. Los privados defienden que realizan la actividad especializada que no puede asumir el Sergas y que sin ellos el gasto público en Sanidad sería mucho mayor.
Sin embargo, el escenario que se encuentran es hostil y hasta les “demoniza”, tanto en el ámbito social como en el económico, como ellos mismos alegan. Por una parte, “la sanidad privada es atacada por agentes sociales, políticos y el propio regulador (Administración autonómica y central del Estado) que cuestionan su eficiencia, eficacia y calidas enla prestación sanitaria especializada, a pesar de que los usuarios la valoran positivamente una vez que la conocen”.
A mayores, aseguran que en los últimos años afrontan un “clima económico aadverso” tanto por la crisis económicas como por otros dos factores. El primero es la estrategia comercial de las aseguradoras, que según explican ofrecen primas low cost que les obliga a imponer tarifas reducidas a lso hospitales o que derivan la actividad a centros ambulatorios que no tienen la misma calidad. En segundo lugar, señalan que el Sergas mantiene las mismas tarifas para la actividad concertada desde el año 2009, con una rebaja del 5% en el año 2010, que no se recuperó hasta la fecha, y que los recursos destinados a la actividas concertada son inferiores a la de 2010.
 

Comentarios