El Sergas afirma que el nuevo hospital no suprimirá empleos

Los representantes de los trabajadores celebraron una nueva protesta en el Xeral. foto: j.v.landin.
Decenas de trabajadores del Chuvi volvieron a manfiestarse ayer contra la privatización
El nuevo hospital vigués volvió a ser noticia ayer en los pasillos del Xeral, con una protesta convocada por los representantes de los trabajadores, y en el Parlamento de Galicia, donde se debatió una pregunta del PSOE. La directora de Recursos Humanos do Servicio Galego de Saúde, Esperanza Fernández Lago, reiteró ayer en la Comisión de Sanidad del Parlamento gallego que ‘Vigo no puede renunciar a tener la infraestructura sanitaria que necesita por no emplear fórmulas de financiación que se están utilizando en otros países y en otras comunidades autónomas, con independencia del color político de su gobierno, como es el caso de CastillaLa Mancha, Cataluña, Baleares, Cantabria, Aragón, Asturias, Madrid o Valencia’. Esperanza Fernández dijo que el Gobierno gallego mantiene el ‘firme y claro compromiso de dotar al área sanitaria de Vigo de un nuevo hospital cien por cien público’. El Sergas insiste en que Vigo necesita de forma ‘incuestionable’ un nuevo hospital y en el menor tiempo posible. Por otro lado, la directora de Recursos Humanos se refirió a los servicios no sanitarios que se van a externalizar y que figuran en el plan de viabilidad económico financiero del hospital, para remarcar que ‘de los doce servicios no sanitarios que se recogen en el plan como objeto de externalización, nueve de ellos ya lo están en la actualidad’. Además añadió que esta práctica de gestión se realiza en la Sanidad gallega desde hace años y que la Administración es la encargada de ejercer el control de esos servicios. En cuanto a los profesionales que trabajan actualmente en esos servicios afectados, garantizó la estabilidad del empleo y las condiciones de los puestos de trabajo. Por último, recordó que existe un diálogo constante con los representantes de los trabajadores. Mientras, ayer por la mañana decenas de trabajadores del CHuvi se manifestaban en el Xeral por la intención del Sergas de privatizar los servicios no asistenciales y para reclamar un hospital cien por cien público, puesto que la concesión prevista encarecerá las obras, recortará la plantilla y empeorará la calidad asistencial, según dijo Ángel Cameselle, de CCOO.

Te puede interesar