Atlántico

VIGO

El sector inmobiliario prevé una gran caída en Galicia de la que salva a Vigo

La ciudad y su área cuentan con proyectos en marcha para al menos 800 nuevas viviendas. En Galicia las empresas anuncian una caída absoluta.
La mayor oferta de viviendas de protección en Galicia -públicas o privadas- se ha dado en Navia, pero el polígono ya ha agotado la primera fase. La segunda contaría con 1.600 más en edificios de otra tipología. Está pendiente de la aprobación definitiva por el Concello, que exige a la Xunta cambios sobre el visto bueno inicial.
La mayor oferta de viviendas de protección en Galicia -públicas o privadas- se ha dado en Navia, pero el polígono ya ha agotado la primera fase. La segunda contaría con 1.600 más en edificios de otra tipología. Está pendiente de la aprobación definitiva por el Concello, que exige a la Xunta cambios sobre el visto bueno inicial.
El sector inmobiliario prevé una gran caída en Galicia de la que salva a Vigo

 El sector inmobiliario, con la federación gallega de empresas como portavoz (Fegein), prevé para el primer semestre del año un comportamiento negativo en el mercado de la vivienda en Galicia con una reducción en el número de transacciones inmobiliarias así como una notable caída paralelamente de las licencias de obra nueva y rehabilitaciones de viviendas. Todo ello, explica Fegein en un amplio informe, debido a una combinación letal: enfriamiento de la economía, desconfianza e incertidumbre política y legislativa, sumado a una pérdida de la capacidad de consumo e inversión de los ciudadanos en general en un contexto de recesión. Sin embargo, Vigo se quedaría al margen de este escenario al tener varios proyectos en marcha. 
La perspectiva que dibuja Fegain para Galicia resulta desalentadora: desaceleración en el mercado de la vivienda a partir del primer semestre del 2020 con un comportamiento anacrónico entre la vivienda en propiedad y en arrendamiento y además los precios de pisos usados y nuevos corregirán a la baja; en alquiler se estabilizarán aunque se reducirá su oferta principalmente en las áreas urbanas de las siete principales ciudades de Galicia.

El sector contempla la bajada de un 10% en el número de compraventa de viviendas en la comparativa interanual del primer semestre del 2019 con el primer semestre del 2020 y la reducción del precio medio entre un 4-5% que será más acusado en la vivienda usada y más reducido en vivienda nueva habitual dado que el stock de vivienda nueva en las siete grandes áreas de Galicia está en mínimos.
En el primer semestre del 2019 hubo 8.985 compraventas y para el primero de  2020 se estiman 8.100. 
El impacto más negativo por ciudades en el mercado de los precios de vivienda nueva y usada se reflejará en Ferrol y Ourense. En 255 ayuntamientos de Galicia la actividad de licencias de obra nueva y compraventa serán prácticamente testimoniales en el primer semestre evidenciando así la disfunción de la Galicia de dos velocidades en la que la provincia de Ourense, sur de Lugo e interior de las provincias de Pontevedra y A Coruña, reflejarán una actividad en el mercado de la vivienda en mínimos.  De este apocalipsis salva el sector al área de Vigo, donde prevé un comportamiento levemente positivo con nuevas promociones de vivienda nueva, "Es el único ayuntamiento de los 313 de nuestra comunidad", señala, mientras en 280 ayuntamientos de Galicia la actividad inmobiliaria será residual tanto en el mercado de compraventa como en la promoción de viviendas nuevas o licencias a la rehabilitación.
Fegain indica que se están firmando sólo un 22% de hipotecas en comparación con el año 2008 mientras se reduce a mínimos el stock de vivienda nueva sin vender. A cierre de 2018 y con los datos del Ministerio de Fomento hay stock en Galicia de 21.870 viviendas de las cuales A Coruña tendría 9.392, Lugo 2.031, Ourense 2.825 y Pontevedra 7.622, mínimos históricos de vivienda nueva en stock. Según los datos adelantados de Fegein, en 2019 Galicia bajara de las 20.000 viviendas en stock y también estará en mínimos el piso nuevo en alquiler en Galicia con solo 3.500 viviendas en el circuito de comercialización en arrendamiento. n