Atlántico

VERANO

Secretos, mitos y tesoros del cielo de Vigo desde el mar

Una expedición de la ruta Starlight en Cíes saldrá este miércoles de los puertos de Vigo y Cangas con Piratas de Nabia
Una de las sesiones astronómicas en el Parque Illas Atlánticas dentro de la ruta Starlight.
Una de las sesiones astronómicas en el Parque Illas Atlánticas dentro de la ruta Starlight.
Secretos, mitos y tesoros del cielo de Vigo desde el mar

“Illas Atlánticas es un lugar privilegiado para la observación del cielo nocturno por sus características”, asegura Ricardo Lago, guía Starlight, certificado por el Parque Nacional. Será el encargado de acompañar a los expedicionarios, en la salida organizada por Piratas de Nabia este miércoles, en un barco que partirá de Cangas, a las 22 horas y de Vigo, media hora más tarde. 
La ausencia de contaminación lumínica en las islas hace posible una extraordinaria observación astronómica: “Cada vez existe una mayor concienciación y desde las ciudades bajan la intensidad de la iluminación por la noche, eso repercute en la calidad del cielo de las islas”, apunta Lago.
Ese cielo oscuro atrae a numerosos turistas que, según Lago, buscan recuperar las sensaciones de sus antepasados al mirar al cielo o quieren ser testigos directos de las imágenes que se comparten por las redes sociales. Así, en las aguas del Parque, donde se parará el barco, comenzará la sesión de astronomía. “Para la observación nocturna del cielo llega con la vista normal, no así las puestas de sol, en las que hay que protegerse los ojos”. 

Astros visibles
La noche del 24, si no hay nubes, estará visible una mancha blanquecina, la Vía Lactea, también conocida como el Camino de Santiago por ser la guía de los peregrinos desde la Edad Media; pero también las constelaciones de la Osa Mayor, la Osa Menor y Casiopea, que se localizan durante todo el año, así como los planetas Júpiter y Saturno, apreciables en esta época: “Con un telescopio distinguiríamos las lunas de Júpiter o el anillo de Saturno”. Los otros tres planetas, identificables en el cielo los doce meses, Mercurio, Venus y Marte, serán más complicados de localizar: “Se ponen cerca de la puesta de sol, por lo que hay poco tiempo para observarlos”.
La constelación de Escorpio, exclusiva del verano, también formará parte del catálogo de astros en el cielo del 24: “Un dato que suele sorprender es que la constelación que corresponde con el signo del zodíaco es visible seis meses antes y es porque el nacimiento corresponde cuando está en sol, sale de día y no se ve”. Además del horóscopo, el guía de las Starlight contribuirá a desmitificar otras creencias sobre el poder de los astros: “No influyen sobre el carácter de las personas, ni las fases de la luna favorecen el crecimiento del pelo, las uñas o las cosechas, y tampoco tienen que ver con el número de partos”, sostiene Lago, quien deja al margen la capacidad psicosomática de cada uno. 
El cielo y los astros fueron los primeros mapas. Para orientarse es esencial colocar en el cielo la Estrella Polar, “siempre señala al norte”, apunta, al tiempo que señala como otro objetivo a descubrir el triángulo del verano, compuesto por la Lira, el Cisne y el águila, formadas por las estrellas Vega, Deneb y Altair.  Finalmente se hablará de las lágrimas de San Lorenzo, las Perseidas, la lluvia de estrellas fugaces más popular que tendrá lugar del 12 al 13 de agosto. Durante esa noche la naviera Nabia también fletará un barco de expedición astronómica en las aguas del Parque. “Para verlas hay que saber dónde buscarlas, son visibles por el noreste, cerca de la constelación de Casiopea”, apunta Lago, quien hará mención a Perseo y a la mitología griega reflejada en las estrellas.