Las salinas llegan a los 10.000 visitantes en nueve meses abiertas

Un cartel indica 10.000 visitantes, que de seguir el ritmo, se superará a finales de año. foto: nuria perez.
El yacimiento romano musealizado, situado en el centro de la ciudad, superará en unos días los 10.000 visitantes. Fueron halladas durante la construcción del Centro de Salud en Rosalía de Castro, y dada su importancia, se conservaron, contextualizándolas y permitiendo el acceso a las mismas.
10.000 visitantes es la cifra simbólica que el yacimiento Salinae superará a finales de este mes. El acceso a los restos arqueológicos se inauguró el 28 de diciembre con la presencia de la entonces conselleira de Cultura, Anxela Bugallo. Los tres primeros meses del año no se contabilizaron las entradas, ya que en marzo sólo recibió grupos concertados previamente, unas 350 personas. De abril a noviembre los índices registrados son similares, recogiendo la máxima en mayo con 1.658 accesos, y el mínima, en agosto con 994. Por horas, en primavera, otoño e invierno, las cuotas más elevadas se registraron durante la mañana, en verano aumentaron por la tarde. La crisis también se nota en el Museo do Mar, dependiente de la Consellería de Cultura, y responsable directo de Salinae, ya que, según manifestó su director Pablo Carrera, no se contempla ningún evento especial con motivo de los 10.000, ni ninguna innovación tras un primer año de funcionamiento: ‘Nuestro cometido está cumplido, que suponía la contextualización del hallazgo y la elaboración de un programa didáctico para escolares’, afirmó Carrera. El 17 de mayo, a iniciativa del Museo do Mar y con motivo del Día Internacional de los Museos, se organizó la ruta ‘Liña do sal’, en la que a través de distintos actos lúdicos se hacía un recorrido por el antiguo proceso de producción y uso de este ingrediente pasando por los distintos restos encontrados en el litoral vigués. Con una gran acogida, de la experiencia sólo queda la guía informativa: ‘Su continuidad es complicada al depender de varios organismos’, mantuvo Carrera, preguntado por Atlántico.

Un ciclo de producción incompleto al no incluir la fábrica de salazón

A unos cien metros de las salinas, se encontró una fábrica de salazón, coetánea a las áreas de extracción, del siglo I al III d.c. El yacimiento apareció durante las obras de construcción de un inmueble de viviendas y por el momento sigue sin solución. ‘Los restos son importantes, pero aún no está claro su futuro, pues tienen que llegar a un acuerdo con los promotores y no es fácil ya que es un solar grande en pleno centro de Vigo’, sostuvo el director del Museo do Mar. En espera a que se determine qué hacer con el salazón, el ciclo de la sal queda limitado a la fase de explotación y de su enmarcación histórica a través de ocho puntos que repasan la historia hace 2000 años, replanteándose el perfil del Vicus.

Te puede interesar