Atlántico

VERANO

Los romanos abandonan Mirambell con el fin de agosto

Éxito de las representaciones teatrales en la villa del Vao, que se han convertido en un clásico de la temporada de verano
Los romanos abandonan Mirambell con el fin de agosto

 La villa romana Mirambell en el entorno del Vao se queda de nuevo vacía tras la última representación de la vida y muerte en la finca. Han sido cinco las representaciones de teatro estival, que finalizaron ayer con la última sesión, en la que por unas horas Mirambell volvía a tener residentes y público. La villa, del siglo IV, es una de las más importantes de España y como tal aparece reseñada en el Museo Arqueológico Nacional,en Madrid. Tras varias campañas, está consolidada y además se han recreado algunas de sus partes más llamativas, como el sistema de calefacción, que también servía para unos baños privados. La residencia contaba además con una explotación propia de sal, dentro del sistema del Vigo romano, que los arqueológicos consideran ya el más importante del Atlántico peninsular, probablemente europeo en cuanto a extracción y preparación de la sal como producto conservante y culinario.


En la última sesión del verano, la representación a cargo del grupo teatral se inició con la receeción de los visitantes en las escaleras con pétalos de flores y en las ruinas se mostró la vida romana, donde cada personaje interpretó su oficio. Como novedad, este año se representó un funeral, junto a los tradicionales banquete, boda, venta de esclavos, baile y la lucha de gladiadores, que es el momento más llamativo y que concita mayor atención. Desarrolladas por actores expertos en este tipo de peleas simuladas, su éxito estaba garantizado. Mirambell echa el cierre a las visitas pero mantiene abierto su pequeño museo, donde se explica cómo funcionaba la villa en su momento de apogeo, que coincidió con la caída del Imperio.