Atlántico

LA EMPRESA QUE DIRIGÍA EL CONCEJAL ACTÚA EN, AL MENOS, CUATRO DE LAS CALLES QUE ESTÁN EN OBRAS

Rivas dimite en Valle Miñor tras la polémica por hormigonar aceras

El concejal Ángel Rivas se ha visto obligado finalmente a dejar su puesto como gerente de Hormigones Valle Miñor tras la polémica que protagoniza al comprobarse que la empresa es la encargada de hormigonar, al menos, tres de las calles que el gobierno local está humanizando. Así lo confirmaron ayer fuentes próximas a la empresa, que aseguraron que la renuncia de Rivas a su cargo “sonaba” desde hace varios días.
Rivas dimite en Valle Miñor tras la polémica por hormigonar aceras

El también secretario de organización del PSOE vigués había hecho hasta ahora oídos sordos a las acusaciones de incompatibilidad lanzadas desde el grupo municipal popular y su única respuesta a la polémica fue una nota en la que aseguraba que entre Valle Miñor –con sede en Gondomar– y el Concello no existía ningún tipo de relación.

Así, como concejal de Distritos, Parques, Xardíns e Limpeza, remitió el pasado 8 de junio un comunicado en el que remarcaba que “quiero dejar claro que la empresa en la que yo trabajo desde hace más de quince años no tiene ningún tipo de relación contractual con este Concello”.

En la nota, enviada para responder a “las informaciones aparecidas en algún medio de comunicación”, Rivas también replicaba que “yo no formo parte de la mesa de contratación en la que se adjudican las obras, ni soy concejal del área que se encarga del seguimiento de la ejecución de las mismas”.

Pese a ello, Ángel Rivas estuvo siempre presente en las juntas de gobierno donde se dio luz verde a las adjudicaciones de las humanizaciones a diferentes empresas que, posteriormente, contrataron los servicios de esta empresa para realizar el asfaltado de las calles.

De hecho, los camiones de Valle Miñor se han fotografiado en, al menos, cuatro calles – Nicagarua, Pintor Colmeiro, Brasil y Martínez Garrido– cuyas obras se han otorgado a constructoras diferentes pero todas han coincidido en subcontratar a la empresa de Rivas.

Preguntado por la decisión del concejal, el portavoz del grupo popular, Chema Figueroa, declinó hacer declaraciones asegurando que “se trata de una decisión personal y, como tal, nosotros la respetamos”.

En todo caso, tras conocerse la polémica, el edil popular Antonio Bernárdez había ironizado durante una rueda de prensa sobre la casualidad de que el edil fuese el gerente de una empresa beneficiada con las humanizaciones asegurando que “tiene mucha suerte, es como el futbolista que tira un córner y también lo remata”.

Cuatro empresas diferentes se decidieron por la empresa del edil

Movexvial, Eiriña, Oresa y Sercoysa son las cuatro empresas que se hicieron con la adjudicación de las obras de humanización en las calles Brasil, Nicaragua, Pintor Colmeiro y Martínez Garrido, respectivamente, pero las cuatro coincidieron en contratar al negocio del concejal Ángel Rivas para el hormigonado, la empresa Valle Miñor, que actuará con toda probabilidad también en las demás calles que se están humanizando en la ciudad como Doctor Marañón, Ramón Nieto y Aragón. Todas ellas forman parte de la primera fase para este año y que fueron licitadas en 2011.

A pesar de la advertencia de la oposición que recriminaba al concejal que desde la junta de gobierno primero se adjudicasen las calles y luego se hiciesen con el hormigonado de las mismas, Ángel Rivas hizo oídos sordos y seguía ampliando su negocio y ya son cuatro las obras en las que trabajan sus máquinas, en menos de tres semanas.
Ahora, tras renunciar a su cargo como gerente en la empresa Valle Miñor, Rivas podría solicitar el salario municipal como edil con dedicación exclusiva, ligeramente inferior a su sueldo al frente de la hormigonera, de unos 65.000 euros anuales. En todo caso, la declaración de bienes del socialista, colgada en la web del Concello de Vigo al igual que la de los demás socialistas, no está disponible en el enlace desde hace semanas.