Atlántico

33 GRADOS EN VIGO, RÉCORD ESTIVAL

Rías Baixas fija máximas de España

El verano sigue en Vigo y el sur de Galicia: ayer se marcó la temperatura más elevada del verano en la ciudad, rozando los 33 grados. Nada que ver con la situación del resto de la comunidad gallega y fuera
La playa de Samil, ayer a mediodía, cuando el sol ya pegaba por encima de los 30 grados. La estampa puede repetirse todavía hoy.
La playa de Samil, ayer a mediodía, cuando el sol ya pegaba por encima de los 30 grados. La estampa puede repetirse todavía hoy.
Rías Baixas fija máximas de España

nnn Vigo alcanzó ayer su máxima del verano, con 32,8 grados medidos en el punto de control de Meteogalicia en el centro de la ciudad. En Cíes fueron 31 y en 30,7 en el puerto. Fue una de las más elevadas de todo el sur de Galicia, que ayer marcó la temperatura más alta de España -incluidas las Canarias- mientras el Levante español sufría aún los efectos de la Gota Fría, con inundaciones y temporales, y el resto del país anota una media de 20 grados. De momento, los pronósticos señalan que no será hasta la próxima semana cuando el tiempo girará hacia el otoño en la Galicia meridional, y entonces habrá posibilidad de tormentas, algunas lluvias y 26 grados como máximo para dar paso a la nueva estación.
Además de los 32,8 grados de Vigo, que se certificaron por la mañana y volvieron a llenar las playas como en pleno agosto, el área metropolitana batió récords y se registraron 36,7 grados en Areas, en Tui, una de las “sartenes” de la comunidad gallega. Detrás, Arnoia, en Ourense, con 36,5, y O Viso, en Redondela, que llegó a 36,1, en todos los casos con llamativas máximas, propias de los días más crudos de la estación. 
Entre las ciudades, también destaca el caso de Pontevedra, donde se alcanzaron los 35,6, por lo que fue la que tuvo la máxima entre las capitales españolas. Nada que ver con las Rías Altas, donde el punto de control instalado en la Torre de Hércules sólo alcanzó 24,8 grados, es decir, ocho menos que en el centro de la ciudad de Vigo. En la parroquia coruñesa de Bens subió algo más, hasta los 27,1. La previsión de la agencia gallega pasa por que continúe la influencia de las altas presiones, así que se esperan cielos poco nublados o despejados en general. 

LAS MÁS ELEVADAS
En concreto, por ciudades, las máximas podrían oscilar entre los 34 grados de Ourense y Pontevedra y los 26 de Lugo y A Coruña, mientras que las mínimas estarán entre los 11 de Lugo y los 21 de Vigo (ayer fue de 19 grados), donde pese a ello se espera superar de nuevo los 30 grados, quizá por última vez.  
Los 32,8 de ayer fueron también la máxima del verano, aunque curiosamente idéntica temperatura hubo a finales de agosto.
La más alta del año continúa fijada en el 30 de mayo, todavía durante la primavera, con 33,7 grados que han resultado imbatibles en un verano que ha resultado más frío y brumoso de lo normal, aunque las precipitaciones han sido escasas, salvo en la primera semana de agosto en que se registraron importantes tormentas.  n