Los niños vigueses disfrutaron ayer con los juguetes de Papá Noel en un día soleado, que dejó probar la pista helada

Resaca de ilusión entre hielo y regalos

Uxía, Lucía y Laura, jugando ayer con uno de los regalos que les dejó Papá Noel. Foto: Nuria Pérez

La de Nochebuena fue una noche de ilusión para los niños vigueses. La mañana sirvió para que los más pequeños salieran a la calle a disfrutar de los regalos dejados por Papá Noel.
Pese al frío, la lluvia caída en la noche del 24 dio una tregua en una jornada donde el sol lució como hacía días que no hacía. Uxía, de 2 años, Lucía, de 5 y Laura de 10, son tres primas viguesas que ayer se levantaron muy temprano para descubrir qué regalos les había dejado Papá Noel debajo del árbol de Navidad. Fue una noche en la apenas pudieron dormir. Todas estaban emocionadas, ‘me trajeron lo que pedí’, gritaba Lucía tras descubrir un precioso tocador en el que poder ponerse ‘guapa’. A Laura, además de un juego, Papá Noel le quiso dejar ‘El Principito’, que acogió con interés. Las tres primas prefirieron salir a la calle para jugar, después de varios días teniendo que quedarse en casa por culpa de un temporal de frío y lluvia. Además de probar los juguetes y regalos, los niños vigueses y sus familias se acercaron hasta la pista de patinaje sobre hielo, que este año cambió su ubicación y se encuentra instalada frente al Club Náutico. El sol permitió practicar sobre el hielo, en una pista descubierta que lleva diez años de tradición navideña en la ciudad.


El placer adolescente

La pista estará abierta al público hasta el próximo 20 de enero, en horario de once de la mañana a once de la noche de forma ininterrumpida. Ayer, los primeros ‘valientes’ se acercaron a colocarse los patines en línea a mediodía. La mayoría de los usuarios, en la mañana de ayer, eran adolescentes, que no era la primera vez que acudían. ‘Ya he venido otros años’, comentaba una de las chicas, que el domingo decidió pasar la mañana de Navidad con su pandilla de amigos. Cerca de una veintena de personas accedieron al recinto, al que se puede acudir abonando una entrada que cuesta seis euros. La actividad se enmarca dentro de las actividades programadas por Tenencia de Alcaldía para esta Navidad y que se ha puesto en marcha gracias a la colaboración de Gadis. Las actividades de Navidad se completarán hoy con la inauguración de Navilandia, en el Ifevi y también con la feria instalada para los más pequeños en el parque de Castrelos, que comenzó hace una semana y que permanecerá abierta hasta el 11 de enero.

Te puede interesar