Atlántico

VIGO

El Puerto adjudica su mayor proyecto con el muelle exterior

La empresa de ingeniería ganadora tendrá un año para redactar el plan de ampliación

El muelle exterior de Bouzas en su primera fase, de 600 metros de longitud y 1.300 de atraque.
El muelle exterior de Bouzas en su primera fase, de 600 metros de longitud y 1.300 de atraque.
El Puerto adjudica su mayor proyecto con el muelle exterior

nnn La Autoridad Portuaria ha decidido pisar el acelerador con la que será su mayor actuación, el muelle exterior para la terminal ro-ro (carga sobre ruedas) de Bouzas, superior incluso por extensión, calado y metros de atraque a la famosa ampliación de Areal, finalizada en 2013 y que ya se ha quedado pequeña. Finalmente la firma especializada Eptisa fue la elegida gracias a sus mejores condicioens económicas, al plantear realizar la asistencia técnica del proyecto por 440.000 euros. Eptisa es una compañía multinacional de ingeniería, consultoría, tecnologías de la información y desarrollo institucional, económico y social que realiza proyectos en Transporte, Agua y Medio Ambiente, Edificación, Energía e Industria. Inicialmente la oferta de Técnica y Proyectos SA (Typsa) era la mejor valorada técnicamente, pero la cuantificación económica inclinó la balanza hacia Eptisa, que va en UTE con Ingeniería Especializa de Obras SA. La propuesta de Eptisa era una de las  14 ingenierías interesadas en la redacción del proyecto de ampliación de la terminal ro-ro de Bouzas. Typsa logró 77,08 puntos sobre un total de 100 y resultó la más destacada por los técnicos del Puerto en cualificación. La segunda posición fue para la UTE Eptisa, con 75,42 puntos, que superó a Typsa en el balance final. Tras la selección de la mejor oferta técnica y la económica llegará la adjudicación de la redacción de un proyecto clave para dar mayor competitividad a la terminal marítima. La ganadora del contrato, valorado en un máximo de 600.000 euros, tendrá un año para redactar el proyecto y la evaluación de impacto ambiental. No partirá de cero, ya que la Autoridad Portuaria realizó un estudio de impacto a través del Área de Planificación. 
El muelle exterior se contempla como una terminal de 600 metros de longitud hacia el exterior y 700 por más por dentro y 80 de ancho que permitirá que hasta seis buques oceánicos -los de máxima capacidad y cada vez más habituales en el tráfico marítimo- puedan atracar de forma simultánea, frente a los dos que pueden hacerlo hoy. El objetivo es además del nuevo amarre ganar hasta 65.000 metros de superficie para operaciones de movimiento de vehículos y de mercancía de la Autopista del Mar.