Tras las elecciones europeas

El PSOE domina en todos los distritos de Vigo salvo los tres del centro urbano

Distribución del voto por barrios.
photo_camera Distribución del voto por barrios.
Los socialistas vencieron en seis de los nueve de la ciudad y en 249 de las 372 mesas electorales con el BNG tercero.  El distrito más igualado fue el de Navia, Alcabre y Coruxo. Los populares ganaron todos los municipios de la comarca viguesa: Vigo, A Illa y Fornelos, únicos feudos del PSOE en la provincia

Las elecciones europeas han dejado una imagen de Vigo donde el PSOE venció con comodidad en la periferia y el Partido Popular fue superior en la zona centro. Tras las elecciones autonómicas, donde el BNG fue el partido más votado por los vigueses, esta vez se impusieron los socialistas con 42.064 votos y el 34,7 por ciento de todos los emitidos, imponiéndose en 6 de los 9 distritos. En las tres restantes, el PP fue la lista más votada, con 38.393 votos. 3.600 de diferencia. 

La zona centro sigue siendo feudo de los populares. Lo fue en los últimos comicios. En García Barbón, Porta do Sol o Gran Vía se levantó un ‘muro’ que en su interior se tiñó de color azul. Más allá de esas fronteras, y exceptuando algunas mesas de Bembrive y Coruxo, los socialistas fueron los dominantes. El distrito 9, que corresponde a Canido, Navia, Alcabre y Saiáns hubo algo más que pelea. Ahí, el PSOE se impuso por un margen mínimo de 142 votos. En ninguna zona había estado tan disputado. 

 

 

Pero el dominador de las elecciones europeas fue el PSOE. Conquistó 6 de los 9 distritos en los que se divide Vigo, y 249 de 372 mesas constituidas. Algunos de ellos con mucha suficiencia. El distrito 4 (Bouzas, Coia o Balaídos) venció en más de 2.500 votos, y en casi todos dobló en resultados al BNG. Pese a ello, la caída de los socialistas es palpable: pierde casi 20.000 apoyos en la ciudad respecto a los últimos comicios europeos.

Su principal competidor, el Partido Popular, se apoyó en el distrito 1 para subir casi 13.000 votos con respecto a las últimas elecciones europeas del 2019, pero sin poder asaltar la primera posición en Vigo. Su descenso en las mesas de la periferia, con apenas victorias en 39 urnas, le impidió superar al PSOE a nivel municipal.  

En tercera posición lució un BNG que no vio peligrar su medalla de bronce, pero lejos de lograr el apoyo conseguido en las últimas autonómicas, donde consiguió ser primera fuerza política. Pasó de recolectar 56.820 votos a caer a los 20.640. Un síntoma de que la poca movilización (con una abstención que rozó el 50%) le afectó a los nacionalistas. Las últimas europeas coincidieron con las municipales viguesas, que hizo que la participación estuviese 11 puntos por encima. 

Sumar y Vox alternaron sus apoyos, aunque fue la formación verde quien superó a la candidatura encabezada por Estrella Galán. Vox fue superior en todos los distritos salvo en zonas puntuales de Bouzas, Coia y Sárdoma. Podemos, quien conseguiría casi 4.000 votos, no encontró su espacio ni en la zona centro ni en los barrios vigueses, y su apoyo fue en los distritos 2, 3 y 4. 

Votos para todos

Pese a que el bipartidismo se mantuvo en la ciudad, en los colegios electorales hubo hasta 34 posibles elecciones para votar, algunas de lo más llamativas. A diferencia de las elecciones generales, autonómicas o municipales, las europeas dan pie a que partidos de diversa índole se enfrasquen en la consecución de un eurodiputado. El nuevo partido de Luis Alvise, Se Acabó La Fiesta, es una buena prueba de ello. En apenas un par de meses de preparación y centrando todo su mensaje a través de las redes sociales e internet, lograron en Vigo un total de 2.940 votos, a menos de mil de Podemos. Aunque sus votantes estuvieron muy repartidos, el distrito 7 (Calvario, Cabral y Candeán) fue quien le ofreció más apoyo, llegando a recolectar hasta 542 papeletas. 

Tras los nulos y los votos en blanco (658 y 854, respectivamente), Pacma y Ciudadanos fueron los siguientes más votados. El partido animalista, con 808 votos, casi dobló a la formación naranja, que prácticamente dice adiós tras alcanzar en las elecciones generales de 2019 más de 20.000 apoyos. El Frente Obrero, ascendió hasta los 320 votos, más que el GLG (Partido Galego), que solo logró 187 

Ya cerrando la tabla y aunque los 34 partidos recibieron al menos un voto, hubo tres que no pasaron de la decena. El partido Futuro (9), Salamanca-Zamora-León (Prepal) con 7 y los Extremeños Prex Crex, partido regional que obtuvieron 3 votos en Vigo, uno en la zona de O Calvario, otro en Guixar y el último en Bouzas.

Te puede interesar