Vigo

Protagonistas de la ‘nueva hostelería’

Vigo

vigo

Protagonistas de la ‘nueva hostelería’

Recargando los dispensadores de hidrogel.
photo_cameraRecargando los dispensadores de hidrogel.
A punto de cumplirse seis meses de la reapertura de bares y restaurante, los propietarios y clientes están habituados a lidiar con geles, códigos QR y la búsqueda de alternativas para que el tapeo no desaparezca ante el covid

 Nuevos tiempos y nuevas necesidades. El covid puso en suspenso la actividad del sector hostelero durante casi tres meses por el estado de alarma y la vuelta del sector estuvo marcada por la necesidad de tomar medidas urgentes para garantizar la seguridad sanitaria de trabajadores y clientes. Geles hidroalcohólicos en cada esquina, códigos QR en sustitución de las tradicionales cartas o la implantación de platos individualizados en las raciones para evitar el contagio durante el tapeo, son los nuevos protagonistas en la “nueva hostelería”.
El regreso de bares y restaurantes no fue sencillo: con cada fase de la desescalada el sector aumentaba sus posibilidades en aforos y servicios, aunque contando desde el primer momento con toda una serie de productos completamente ajenos a su actividad que se convirtieron en imprescindibles. Con la fase uno, a partir del 11 de mayo, los locales podían abrir con un porcentaje mínimo en terrazas y fue a partir de la fase dos, desde el día 25, cuando se incluyó la atención en el interior de los locales sin servicio en barra. Desde aquel momento, la desinfección de mesas y sillas, así como la colocación de dispensadores de hidrogel en la entrada o en los servicios se tradujeron en un importante desembolso económico que contrarrestaba con una caída del consumo habitual por los cupos fijados.
Además, las cartas con las ofertas culinarias, así como servilleteros o palilleros, desaparecían de las mesas para evitar que los comensales compartiesen estos materiales. En su lugar, los menús dieron el salto al mundo digital, con cartas accesibles tras escanear con cualquier smartphone un código QR. Una vez recibida la comanda, los comensales reciben cada cubierto y servilleta de forma individualizada para evitar posibles contagios.
De hecho, en el caso del popular tapeo también han surgido cambios derivados de la pandemia gracias a la proliferación de platos más pequeños de lo habitual para mantener las raciones de forma individual. Un ejemplo, el de las pulperías, dejando atrás las grandes bandejas de madera por superficies de menor tamaño para que cada uno ‘pinche’ sin ningún tipo de temor.

Sin cartas pero con la prensa, el papel más seguro

AD 71

La reapertura de la hostelería se inició con dudas sobre los productos a utilizar y también sobre la conveniencia de recuperar al mejor compañero del café de la mañana: el periódico en papel. Mientras las cartas fueron eliminadas por norma, no está documentado la posibilidad de que se produzca un contagio por el uso compartido de periódicos.  La OMS reitera que la prensa es segura y el riesgo de transmisión del covid es nulo gracias al papel poroso y los procesos de impresión.

Comentarios