Vigo

Dos promesas del deporte se ‘hunden’ con el narcosubmarino

Vigo

vigo

Dos promesas del deporte se ‘hunden’ con el narcosubmarino

Agustín Álvarez, en el centro, junto a su entrenador tras ganar el campeonato de España.
photo_cameraAgustín Álvarez, en el centro, junto a su entrenador tras ganar el campeonato de España.
Los  amigos vigueses, campeones de boxeo y karts, en prisión por la operación de droga
 

 Agustín y Iago son dos de los siete detenidos tras ser intervenido en la Ría un narcosubmarino con más de tres toneladas de cocaína. Ambos son vigueses, amigos y además grandes promesas del deporte, con importantes títulos a sus espaldas, como el campeonato de España de boxeo en un caso y el Máster Junior Fórmula de pilotos en el otro.  Iago Rego, de 34 años,  el “virtuoso del volante”  fue detenido esta misma semana en Lleida y enviado a prisión provisional por orden del Juzgado de Canga.

La Guardia Civil le señala como el presunto responsable de descargar la droga oculta en el sumergible, con la que su amigo Agustín Álvarez, de 29 años, había cruzado el Atlánico. 

Agus, como le conocen en su entorno más cercano, comenzó en el boxeo siendo casi adolescente, de la mano de Paco Amoedo, en Vigo. Su maestro en el rin sólo tiene buenas palabras para él, “como persona y como boxeador, un diez”. La noticia de su detención cayó como una bomba en el club Saudade, “aún no puedo creerlo”,  explica Amoedo quien recuerda los logros conseguidos por el joven, “llegó a ser campeón de España amateur  y antes ya estuvo en el equipo con el que ganamos por primera  vez el campeonato de España de juveniles”. Tenía muchas aptitudes, insiste pero también grandes cualidades, “siempre fue muy educado, muy buen compañero, respetuoso y modélico. Había otros jóvenes que alguna vez les tenía que llamar la atención porque eran un poco rebeldes o les pillaba fumándose un porro, pero Agus no”.

Pese a ser una importante promesa en el mundo del boxeo, hace unos siete años dejó el gimnasio en Vigo al marcharse fuera a vivir. Agustín se trasladó a Cataluña, donde residía su amigo Iago para trabajar  como mecánico de karts. Aún así, no dejó de lado su ciudad, a la que regresaba con frecuencia. “Siempre que estaba por aquí pasaba a saludarme”, dice su antiguo entrenador quien dejó de verlo hace poco más de un año.
Tras saltar la noticia de su detención y su increíble viaje en un submarino con droga, comenzaron a escucharse comentarios sobre el supuesto nivel de vida que el vigués  llevaba últimamente, se hablaba de coches de lujo, ropa cara... “Yo nunca vi nada de eso. Cuando venía a verme siempre lo hacía en el mismo coche, que estaba bastante viejo, por cierto”, comenta Amoedo quien señala que “todos los apreciamos mucho, y no entiendo qué pudo pasar, pero es una pena”.
Con Iago Rego, la historia se repite. Su paso como piloto dejó un gran sabor de boca en Vigo y en Galicia. Las referencias en el sector no podían ser más buenas, “es  de lo mejor que hemos tenido en la comunidad”, explican fuentes ligadas al karting gallego. Inciden en que es “muy buen piloto” y así lo corrobora, entre otros títulos, el haber sido el primer Máster Junior Fórmula. En la actualidad, regentaba la empresa Karting Indoor Alpicat.

Emprendedor, piloto y con seis idiomas

Ficha de piloto de Iago en sus inicios.

El vigués Iago Rego comenzó desde los 18 años a viajar por el mundo como piloto y mecánico de alta competición. Él mismo cuenta, en su perfil público en redes sociales, que esa trayectoria le permitió aprender hasta seis idiomas. Con 21 años, montó su propia empresa de distribución a nivel nacional de material de karting importado desde Italia con un departamento para formar pilotos . Esa aventura, como él  dice, se prolongó por diez años en los que consiguieron varios títulos nacionales, alguno internacional y un campeonato del mundo. En 2016 abrió un complejo de ocio con restaurante en Lleida. Su detención se ha producido casi dos meses después del hallazgo del narcosubmarino.  La investigación le vincula con Agustín, tripulante del aparato, quien le habría contactado tras frustrarse la descarga para solicitar ayuda.  La relación de amistad entre ambos es palpable en redes sociales, donde aparecen juntos. La causa continúa secreta por el momento pero se descarta que al menos estos dos vigueses tuvieran antecedentes.

Más en Vigo
Comentarios