Los siete jóvenes detenidos, entre ellos un menor de edad, pasaron ya a disposición judicial

Un problema de tráfico inició la pelea con bates entre dos bandas en Balaídos

La pelea comenzó en la esquina entre la avenida de Balaídos y la calle Val Miñor. foto: marta brea.
La pelea que terminó con la detención de seis jóvenes en Balaídos y un séptimo con diversas lesiones, podría haber comenzado con un problema de tráfico. En el enfrentamiento se utilizaron un bate de beisbol, una barra de hierro, una palanca antibloqueo de las usadas en los coches, y un paraguas. Todos pasaron a disposición judicial.
Un problema de tráfico estaría en el origen de la pelea entre dos bandas que se vivió en la tarde del pasado lunes en Balaídos. Los siete presuntos implicados en la trifulca, entre los que se encontraba un menor de edad, pasaron ya a disposición judicial tras prestar declaración en las dependencias de la Comisaría de la Policía Nacional. El incidente comenzó sobre las cinco de la tarde cuando uno de los coches paró bruscamente en la esquina de las calles Balaídos con Val Miñor. Los ocupantes se apearon y se enfrentaron verbalmente a otro grupo de jóvenes que habían llegado al volante de otro turismo. Los integrantes de los dos bandos esgrimían al menos un bate de beisbol, una barra de hierro y una palanca antibloqueo. Uno de los jóvenes sufrió diversas lesiones que obligaron a trasladarlo a un centro médico de la ciudad. La pelea, que comenzó en la rotonda, se trasladó a las inmediaciones del estadio, donde el grupo continuó el enfrentamiento que provocó la alarma entre los numerosos viandantes que pasaban por la zona y clientes que se encontraban en los establecimientos de hostelería. Fue precisamente un testigo quien aseguró que ‘la impresión que daban era que se conocían de antes y, desde luego, si fue un problema de tráfico no fue aquí, porque nadie vio ningún incidente’, pese a que llegaron al volante de un BMW y un Ford Orion. La Policía Nacional se trasladó al lugar a los pocos minutos, deteniendo a seis de los jóvenes, mientras que el séptimo era atendido de sus heridas. En la zona los agentes se encontraron un trozo de madera del bate y la palanca antibloqueo con restos de sangre, así como la barra de hierro y un paraguas completamente destrozado. Todos ellos pasaron en la mañana a disposición judicial.

Te puede interesar