Atlántico

VIGO

El precio de la sardina se duplica en tan sólo dos días

La tradición gallega de asar sardinas esta noche hace que la demanda de este pescado se dispare junto con los precios

El mercado de Progreso. Susana y Chicha
El mercado de Progreso. Susana y Chicha
El precio de la sardina se duplica en tan sólo dos días

 La noche de San Juan está aquí y la principal protagonista de la fiesta vuelve a subir de precio repentinamente. La buena noticia es que hay más sardina que el año pasado en estas fechas aunque no suficiente como para satisfacer toda la demanda. “Se ve más cantidad, pero no la suficiente” explicaban ayer en el mercado de Progreso, donde varias pescaderas mencionaron la subida de precio tan repentina pero habitual en estas fechas. El año pasado, el precio de la sardina alcanzó los 20 euros por kilo debido a su escasez. “La flota tuvo que irse hasta Portugal para encontrar sardina”, recordaban. Además de la carencia de producto también hubo problemas para encontrar una de buen tamaño. “El año pasado las sardinas se vendieron caras y de mala calidad”, añadió otra pescadera.  
Por otro lado, el empresario del Berbés Francisco Fernández Ibáñez, uno de los principales distribuidores de pescado, indicó que estos días no había demasiada cantidad pero algo ha incrementado. “Hemos mejorado un poco. El kilo ronda las 14 o 15 piezas, que no está nada mal”, indicó. 
El precio oscilaba en la lonja entre 2’70 y 4’50 euros y se vendía en la pescadería entre los 6 y los 10 euros. El coste de la sardina va aumentando poco a poco a medida que se acerca la fiesta, sin embargo la clientela suele esperar hasta el último día para comprarla según cuenta “Tita”, pescadera del mercado de Progreso. “La gente espera hasta el día de San Juan porque la quiere fresca”. 
A su vez, la lonja vendía las cajas, que tienen en torno a 15 kilos, entre 60 y 80 euros el día antes de San Juan. La predicción es que el coste de la sardina siga aumentando según pasan las horas: el año pasado llegaron a venderse cajas por 120 euros. Tita espera que la gente se anime a comprar más sardina, pero la mayoría se niega a pagar tal precio. “El 90% de la gente se echa para atrás cuando está tan alta, pero aún así hay gente que compra”.  Las pescaderas Susana y Chica hablaron sobre la mejor época para consumir la sardina “hay que esperar hasta finales de agosto o principios de septiembre para comer una buena sardina”.  También hablaron sobre la diferencia de las sardinas de xeito y cerco. "La de xeito es más blanda y más cara, pero la de cerco aguanta más".
Muchas personas que se acercaron hoy al mercado para reservarlas se encontraron con el problema de que las pescaderías no podían garantizar que mañana hubiese sardinas ni tampoco decir a cuánto estaría el kilo. Los que se queden sin ellas en los mercados, tendrán que  comprarlas en los distintos puestos a un euro la unidad.