Atlántico

VIGO

Portugal y Galicia buscan usos para las algas invasoras

Investigadores de Ciencias do Mar y del Politécnico de Leiria presentaron en O Progreso sus propuestas gastronómicas 

El mercado de O Progreso acogió una degustación gastronómica a base de algas.
El mercado de O Progreso acogió una degustación gastronómica a base de algas.
Portugal y Galicia buscan usos para las algas invasoras

 “Amalia” (Algae to MArket Lab IdeAs) es un proyecto llevado por investigadores vigueses y portugueses con financiación europea, en el que colaboran 30 centros internacionales (industrias, universidades y asociaciones para el desarrollo) para buscar salidas económicas a las algas invasoras. “Cada vez más, con el aumento del tráfico portuario, llegan a nuestras costas especies exóticas que se convierten en invasoras al establecerse en nuestro ecosistema, desplazando las autóctonas; tiene consecuencias perjudiciales y otras beneficiosas, lo que intentamos con este proyecto encontrarles aplicaciones en el mundo de la gastronomía, para las farmacéuticas o para la industria cosmética” , apuntó Celia Olabarría, de Ciencias do Mar de la Universidade de Vigo. Ayer ejerció de anfitriona en el mercado de O Progreso, donde una comitiva del Politécnico de Leiria ofreció una degustación sobre las apliacaciones gastronómicas de una de estas algas, el Codium, que se comercializa por la firma coruñesa Porto Muíños. Galletas, empanadillas, croquetas, masa fresca para lasaña y acompañante en el queso fresco de cabra. Samuel Sousa, profesor de cocina en la Escola Superior de Turismo y Tenología del Mar, de Leiria, dirigió a los  trece alumnos que sirvieron los platos: “Es el resultado de un mes de trabajo, en el que les propuso el reto a los estudiantes de desarrollar  productos culinarios a base de Codium y elaborar las recetas”.
Marco Lemos, profesor en el Politécnico de Leiria e Investigador Principal (I.P.) de Amalia, destacó la importancia de los resultados de la investigación: “En el estudio del mar está el futuro no solo de la alimentación, sino también de la medicina; en este proyecto estamos colaborando con Vietnam para la búsqueda de un remedio contra las afecciones que sufre el camarón”. La aplicación contribuirían a reducir la cantidad de estas y generar empleo.
A espera de los resultados de la investigación en otros campos, los de la gastronomía ya se pudieron probar en Vigo. Elaborado a base de Codium comecializado por una empresa gallega, se realizaron hasta cinco recetas. Lemos destacó su alto poder nutritivo, que es además una fuente de antioxidantes, recomendables para evitar el envejecimiento. En el paladar deja un toque salado, aunque no se cocina con sal.