Atlántico

VIGO

La Policía alerta a vecinos del centro ante los robos a pisos

La banda croata detectada en Vigo habría asaltado una vivienda en la avenida de Camelias 
Efectos requisados a la cédula desarticulada en Sevilla a principios de año, entre ellos los calcetines.
Efectos requisados a la cédula desarticulada en Sevilla a principios de año, entre ellos los calcetines.
La Policía alerta a vecinos del centro ante los robos a pisos
nnn La banda croata especializada en el asalto de viviendas puede ser la autora de algunos de los robos que se han registrado en los últimos días en la zona centro de Vigo.  Uno de ellos se produjo en un inmueble de la avenida de las Camelias, donde antes de entrar a robar en  uno de los pisos llamaron a los telefonillos de varias viviendas para comprobar si había alguien en la casa. Este es el moudos operandi que el grupo, integrado mayoritariamente por mujeres, utiliza para elegir sus objetivos. El grupo ya había sido detectado por la Policía Nacional la semana pasada, justo cuando se produjo este asalto a la vivienda. En el operativo fueron identificadas dos mujeres, de 21 y 24 años, de nacionalidad croata que llevaban entre sus pertenencias calcetines y un sujetador, dos prendas que no deben levantar sospechas pero que según fuentes policiales utilizarían para no dejar huellas. Además, llevaban consigo un plástico duro que utilizaban para abrir las puertas, así como un destornillador, que usarían cuando la cerradura se complicase.
La Policía Nacional ha lanzado una campaña de información en las zonas en las que se registraron robos aconsejando a los ciudadanos a responder siempre que lleman al telefonillo, pero sin abrir si no se conoce a la persona o si levanta alguna sospecha. Normalmente, este grupo nunca suele responder cuando llaman a los pisos, ya que su único objetivo es saber si hay alguien en la casa. La acumulación de correspondencia en los buzones  también les permite saber si la casa está habitada o si sus inquilinos están fuera de vacaciones.
La presencia de este grupo también fue detectada por la Policía en Sevilla, A Coruña y en junio en Gijón, desde donde se sospecha que se habrían desplazado a Galicia.
Desde la Policía Nacional recomiendan para evitar estos robos no dejar señales de que el piso está desocupado; no divulgar la ausencia de la vivienda; tener una relación de los objetos de valor; no facilitar la entrada en el inmueble de personas desconocidas y, sobre todo, avisar a la Policía si se detectan personas desconocidas en el portal, en las escaleras o simplemente merodeando en las inmediaciones, ya que muchos de estos grupos llevan primero acciones de vigilancia para seleccionar a sus víctimas. 
Por otra parte, la Policía Nacional detuvo a un hombre que había sustraído dos bicicletas del trastero de un edificio de Marqués de Valladares. Los vehículos fueron recuperados tras seguirles la pista en páginas de venta, lo que permitió identificar al ladrón. n