El pleno aprueba los presupuestos de 2010 con cuatro meses de retraso

Los ediles del grupo popular abandonaron el pleno tras la vocación de los presupuestos enfadados con el transcurso del mismo.
La sesión estuvo casi monopolizada por el contrato de un compañero de Raquel Díaz para hacer el Plan Económico
Dos horas y cuarto para aprobar los presupuestos de 2010, con cuatro meses de retraso y durante un debate en el que apenas ningún concejal mencionó las cuentas municipales o las alegaciones aceptadas y desestimadas presentadas a las mismas a lo largo del mes pasado. A pesar de que el gobierno local cuenta con mayoría absoluta y que considera la aprobación de las cuentas en tiempo y forma una de sus prioridades, no se cumplieron los plazos por primera vez en este mandato y los presupuestos estarán en vigor prácticamente a mediados de año tras un ajuste difícil con el Plan Económico Financiero, los fondos estatales y la cercanía de las elecciones municipales. La sesión contó con numeroso público entre los que había una nutrida representación de seguidores socialistas habituales de las inauguraciones y la presidenta de la Federación de Vecinos, Elena González. En la bancada, los protagonistas fueron el popular Jorge Conde, la concejala de Hacienda, Raquel Díaz, y –aunque ausente– el compañero de Universidad de ésta, José Antonio Pérez Torres, que hizo el Plan Económico para los próximos tres años. Este documento, que según manifestaron los populares incrementará la deuda del Concello en un 150 por ciento en el año 2012 y que planifica una amortización a doce años, recibió duros reproches desde la bancada de la oposición, aunque más severas fueron las declaraciones sobre la contratación del mismo, adjudicado a dedo por la concejala a una empresa creada por su compañero de la Universidad.

Te puede interesar