Atlántico

VIGO

La pescadería será el corazón del nuevo mercado de O Progreso

La nueva sede se inaugura el jueves, por lo que la próxima semana no habrá servicio

El alcalde Abel Caballero visitó ayer las instalaciones del nuevo mercado de O Progreso.
El alcalde Abel Caballero visitó ayer las instalaciones del nuevo mercado de O Progreso.
La pescadería será el corazón del nuevo mercado de O Progreso

n n n  El mercado provisional de O Progreso abre hoy por última vez. El jueves inaugurarán las nuevas instalaciones, por lo que los tres primeros días de la semana no abrirá al público para hacer el traslado. Ayer, electricistas, fontaneros y obreros trabajaban sin descanso para tener todo listo. Finaliza así un proceso que comenzó hace 5 años y que para muchos duró demasiado. Los vendedores se mostraban ilusionados con esta nueva etapa y con ganas de iniciar el cambio. 
“A excepción de unos pocos que por cuestión de edad ya se han jubilado, son los mismos comerciantes los que regresarán al mercado, ya rehabilitado”, apuntó Raúl Fontán, gerente de O Progreso, quien señaló que “la pescadería, con 19 puestos, será la gran apuesta de este mercado”. Se suman dos floristerías, cuatro fruterías, cinco carnicerías, tres charcuterías, un puesto de gominolas, una cafetería y una panadería con obrador. En total, 43 establecimientos. Quedan pendientes un par de incorporaciones de productos delicatessen. De las nuevas instalaciones, Fontán destacó una cocina abierta al público, destinada a degustaciones y actividades de ocio. “Este mercado girará alrededor de la gastronomía y éste será su centro”, apuntó y destacó que surge con el “objetivo de convertirse en un punto de encuentro del centro de la ciudad”. Abrirá de 8 a 21.30 horas en horario de invierno, que aumentará a las 22 horas en el verano.
El edificio se completa con un parking de dos pisos con 73 plazas. En total, cinco alturas conectadas verticalmente con tres ascensores, uno de ellos panorámico. Para el verano queda la instalación del bar- restaurante en la terraza, tras desmontar la caseta que acogió hasta hoy al mercado.n