Atlántico

VIGO

Perros, ‘amenazados’ por los niños

Vecinos de la Finca de Matías, entre Travesía de Vigo y Aragón, piden que el proyecto del macroparque infantil previsto para la zona sea compatible con el espacio utilizado por los canes desde hace más de 25 años
Los usuarios de la Finca Matías se reunieron este martes con miembros de Distopía para organizarse para pedir un parque canino en la zona que se prevé un macroparque infantil.
Los usuarios de la Finca Matías se reunieron este martes con miembros de Distopía para organizarse para pedir un parque canino en la zona que se prevé un macroparque infantil.
Perros, ‘amenazados’ por los niños
 “Vigo es una ciudad amable con los animales y desde la empatía, los vecinos de la Finca de Matías piden que se tengan en cuenta a sus perros”. Así, Elisa Pérez, presidenta del colectivo animalista Distopía, se hace eco de la preocupación de los residentes del entorno de Travesía de Vigo y Aragón ante la construcción del anunciado macroparque infantil. El espacio de ocio para niños se engloba en una actuación más ambiciosa, dotada con cerca de cinco millones de euros, que incluye un ascensor y zona deportiva con rocódromo.
Los usuarios de la Finca de Matías, un espacio verde entre edificios casi sin servicios, llevan utilizándolo como parque canino desde hace más de 25 años. Calculan que lo utilizan una media de 70 perros. Temen que la nueva dotación no contemple las necesidades de estos animales, por ello decidieron agruparse y pedir ayuda a Distopía.
En las infografías publicadas sobre el proyecto parece que el macroparque invadirá la hasta ahora zona canina, por lo que quieren tomar medidas, antes de que sea tarde. “Una gran parte de los afectados se declaran votantes de Caballero, no del PSOE, y no quieren que esto se interprete como un ataque a su política de humanización, por lo que pretenden darle un toque festivo a la reclamación”, indica la portavoz de Distopía, que este martes recogió las propuestas del colectivo en una primera asamblea. Mañana comenzarán con la recogida de firmas, primero en las zonas adyacentes a la Finca, para después ir extendiéndose por la ciudad. “Ya nos hemos organizado en grupos de tres”. 
Para la semana se congregarán en la Praza do Rei en una concentración que busca ser amable: “Cambiaremos los gritos por la música, y los manifestantes llevarán una careta con un fotografía de sus perros, haciendo la reclamación en un tono amable”. Así, Elisa Pérez puntualiza que no están en contra del espacio para los niños, pero, afirma “en los alrededores ya existen en la actualidad seis parques infantiles, en la propia zona interior de la Finca, dos en Jenaro de la Fuente, tres repartidos entre Martínez Garrido, Aragón y Párroco José Otero, mientras que parques caninos solo hay dos en la ciudad, uno en la Rúa Coruña y en el Lagares”. Con esta campaña, los vecinos no solo piden que se respete el espacio, sino que se dote de vallas, fuentes y mobiliario para perros.n