Atlántico

ESPAÑA

Los pensionistas vuelven a la calle en defensa de sus pagas

Miles de personas se manifiestan en ciudades de todo el país exigiendo el blindaje de sus derechos

Pancartas en la concentración convocada por los pensionistas ayer en A Coruña.
Pancartas en la concentración convocada por los pensionistas ayer en A Coruña.
Los pensionistas vuelven a la calle en defensa de sus pagas

nnn La Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones celebró ayer movilizaciones en más de 270 localidades de toda España, entre las que se encuentran los ayuntamientos gallegos de A Coruña, Cariño, Cangas, Ferrol, Lugo, Nigrán, Noia, Pontevedra, Ribadeo y Vigo, y en los que los pensionistas han salido a la calle para "defender las pensiones actuales y futuras".
La Coordinadora consideró "crucial" para el Sistema Público de Pensiones el actual ciclo electoral y principalmente las elecciones generales del 28 de abril, "mucho más después de que el pasado día 4 de abril el Parlamento Europeo diese la espalda a los derechos de los ciudadanos aprobando el Plan Europeo de Pensiones Individuales, todo un torpedo a la línea de flotación de los sistemas públicos de pensiones en Europa".
En Bilbao, unas 10.000 personas, según la Policía Municipal, han marchado en un ambiente festivo y reivindicativo tras una pancarta en demanda de pensiones "dignas". Los portavoces del movimiento de pensionistas han recordado que el colectivo reclama desde hace más de un año que se garantice la subida del IPC a las pensiones y que se establezca una pensión mínima de 1.080 euros.
En San Sebastián, mientras, también miles de pensionistas han tomado las calles del centro de la ciudad para exigir unas "pensiones públicas dignas". Los manifestantes, algunos de los cuales portaban carteles y paraguas morados, han pedido que ninguna pensión quede por debajo de los 1.080 euros, y han coreado numerosas consignas durante su recorrido.

blindaje de derechos
En Madrid, alrededor de 800 personas, según la Policía Nacional, se han manifestado esta tarde para pedir el blindaje de las pensiones y la derogación del artículo 135 de la Constitución que da prioridad al pago de la deuda pública.  Los manifestantes han recorrido la calle Atocha hasta la puerta del Sol con pancartas y lemas como "No al Pacto de Toledo" o "Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden". 
"Queremos que se garanticen las pensiones del futuro y que se deroguen las reformas laborales de 2011 y 2013 para eliminar la precariedad, porque si no las pensiones del futuro serán mínimas", dijo María Ángeles Poveda, portavoz de la coordinadora y de la plataforma Jóvenes Pensionistas (por incapacidad). Consideran que la reforma del artículo 135 de la Constitución, aprobada en 2011 y que da prioridad al pago de esa deuda "mayoritariamente privada", por encima de los servicios públicos, pone en riesgo el futuro de las pensiones. 
En Barcelona, un millar de personas han salido también a la calle, convocadas por Marea Pensionista Cataluña, con las mismas demandas: pedir garantías para el sistema público de pensiones y advertir que solo recomendarán el voto para los partidos que defiendan las defiendan. Los manifestantes han reclamado a los dirigentes políticos que, ante las elecciones generales del 28 de abril, se comprometan a mantener el salario mínimo interprofesional.
En Castilla y León, unos doscientos pensionistas se han manifestado por el centro de Valladolid y uno de los portavoces de la Coordinadora de Valladolid en Defensa de las Pensiones ha declarado a Efe que la normativa del Parlamento Europeo sobre el reglamento del producto paneuropeo de pensiones individuales perjudica el sistema público.
Por su parte, el Movemento Galego pola Defensa das Pensións Públicas también ha participado en estas concentraciones e indicaba en un comunicado que los pensionistas están "en un momento de absoluta encrucijada" ya que "se están jugando el futuro" del Sistema de pensiones público, por lo que ha justificado la realización de estas protestas. "Es cierto que en esta batalla ya llevamos unos años, pero es ahora cuando realmente necesitamos demostrar que sí se puede". reivindicaron.n