Atlántico

VIGO

Los patólogos estudian cáncer de testículo y biopsias de infertilidad

Anatomía patológica del Cunqueiro organiza una jornada estatal en la que se abordará la patología testicular y la infertilidad. El Cunqueiro opera 30 tumores de testículo al año

Los anatomopatólogos José Antonio Ortiz y Pilar San Miguel, en la planta 2 del Cunqueiro.
Los anatomopatólogos José Antonio Ortiz y Pilar San Miguel, en la planta 2 del Cunqueiro.
Los patólogos estudian cáncer de testículo y biopsias de infertilidad

 La patología del testículo es poco frecuente, pero afecta sobre todo a gente joven y es de las áreas difíciles de analizar para el Servicio de Anatomía Patológica. 
Estos son los motivos por los que profesionales de Anatomía Patológica del Hospital Álvaro Cunqueiro organizan unas jornadas nacionales, en las que se trata de actualizar los conocimientos en el diagnóstico de la patología testicular, tanto tumoral como no tumoral, y también hablarán sobre el uso de la biopsia para analizar la posible infertilidad en el varón.
 La cita será el próximo viernes día 22 de marzo en el Pazo de Cea (Nigrán) con ponentes de reconocido prestigio internacional. Asistirán más de 80 especialistas en Anatomía Patológica de toda España y también de otros países. 
Son las segundas jornadas formativas del servicio. Las primeras se habían centrado en la patología ginecológica y se celebraron hace un lustro en el antiguo Hospital Xeral. Ahora, con el servicio bien asentado en el Cunqueiro, tratarán de darles continuidad en el tiempo. Esto afirman los anatomopatólogos José Antonio Ortiz y Pilar San Miguel, que son los responsables de la patología urogenital y de cabeza y cuello en el Cunqueiro.
En el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo se operan cada año entre 20 y 30 tumores de testículo. Se suelen dar en gente joven, mientras el resto de los tumores del aparato genitourinario suelen afectar a personas mayores. 
El patólogo tiene un papel clave en el tratamiento de estos tumores. La mayoría de la gente piensa únicamente en el oncólogo o en el urólogo, pero ellos son los que analizan el tipo de tumor que tiene el paciente, le ponen nombre. La variedad es enorme. La información que aporta Anatomía Patológica es la que utilizan el oncólogo y el urólogo para decidir el tratamiento y para conocer el pronóstico.

biopsias por infertilidad
Además, en ocasiones se acude a Anatomía Patológica para analizar biopsias testiculares destinadas al estudio de la infertilidad.  “Antes se buscaba más la causa de la infertilidad en la mujer, pero en los últimos años se ha visto que gran parte de los problemas pueden estar en el varón. 
Aparte de los tumores, en el Chuvi se hacen entre 40 y 50 biopsias de testículo al año, aunque la mayoría no son de infertilidad.
El traslado al Cunqueiro permitió la subespecialización de los profesionales por áreas anatómicas, mientras que cuando estaban repartidos en el Xeral y Meixoeiro todos diagnosticaban todo tipo de biopsias. “Como en los hospitales más grandes, esto nos permite tener más experiencia y profundizar más en determinados temas que antes no podías”, según apuntaron.

ponentes destacados
Sobre las jornadas del próximo día 22 en el pazo de Cea destacaron la participación del doctor  Manuel Nistal, profesor del Departamento de anatomía, histología y neurociencia de la Facultad de Medicina de la Autónoma de Madrid. Otra de las ponentes invitadas es Pilar González-Peramato, del Hospital Universitario La Paz, que es también profesora del Departamento de Anatomía Patológica de la Autónoma de Madrid. 
El cartel se completa con otros dos ponentes, que proceden del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo: la doctora de Anatomía Patológica Pilar San Miguel Fraile y el doctor José Manuel Barros, del servicio de Urología.

Estudian muestras de pacientes en quirófano en solo 15 minutos

El Servicio de Anatomía Patológica del Cunqueiro parece una fábrica, con un sistema de procesado de muestras perfectamente organizado que siguen varias etapas hasta llegar a la mesa del patólogo que las analiza. 
Los técnicos cumplen un papel clave en la preparación de estas muestras, según explican José Antonio Ortiz y Pilar San Miguel. 
El procesado de las muestras ordinarias se distribuye en varias salas, cada una con una tarea asignada, y hay otra dependencia específica para analizar las muestras rápidas, que son las que se piden desde el quirófano con el paciente en la mesa de operaciones. Son las biopsias intraoperatorias y en lo que va de año se realizaron 153.
 En el caso de las biopsias intraoperatorias el tiempo de respuesta es de 10 a 15 minutos. Explican que a veces con técnicas de imagen o de laboratorio no se sabe si un tumor es maligno o benigno y se hace la biopsia con el paciente  anestesiado en quirófano para hacer un diagnóstico rápido. En función de esto, puede cambiar la decisión quirúrgica de tal forma que se extirpa solo la lesión o todo el testículo en caso de que sea maligno. En cambio, las biopsias ordinarias, las que no se piden durante una operación, tardan uno o dos días. A Anatomía Patológica llega todo lo que se biopsia o extirpa para realizar el estudio microscópico y el diagnóstico definitivo.n