Atlántico

VIGO

La oferta turística se refuerza con las cinco islas verdes

Parques botánicos de inspiración oriental, jardines históricos o espacios naturales conforman el pulmón del interior de la ciudad 
O Castro es el parque más urbano, con restos arqueológicos.
O Castro es el parque más urbano, con restos arqueológicos.
La oferta turística se refuerza con las cinco islas verdes
El buen tiempo invita a disfrutar de los espacios al aire libre. Vigo está rodeada de un cinturón verde con parques forestales en cada parroquia, sin embargo en pleno centro urbano se encuentran cinco islas verdes, que sirven de alternativa a la playa. La presencia de turista se ha visto incrementada en estos espacios, siendo Castrelos uno de los preferidos de los cruceristas.
El único parque botánico concebido como tal en el término municipal es la Fundación Sales. De inspiración oriental, ofrece el legado del paisajista Francisco de Sales Covelo, en la avenida de Europa nº 52. Diseñado en los años 60, tiene entre sus joyas el nenúfar gigante, del que celebran cada primera floración como un acontecimiento y que este año por primera vez germinó de semillas tratadas en Vigo. Además cuenta con fósiles vivientes y otras especies singulares. El próximo sábado 24, a las 11 horas, la Fundación organiza una visita guiada.
En Quiñones de León y en la Alameda se encuentran los ejemplos de parques seculares de la ciudad. A finales del siglo XIX se trazaron los dos jardines históricos: el francés, al gusto de Versalles y el inglés o prado de té. Completan el itinerario exterior la rosaleda, una explanada verde y una zona arbolada, en el recinto del pazo y un parque urbano con árboles de gran tamaño.
En cuanto a la Alameda (llamada oficialmente Praza de Compostela) es el primer parque ajardinado de la ciudad. Son 9.000 metros cuadrados, diseñados a partir de 1877, que incluían en sus orígenes 59 álamos los que ya no se conserva ninguno. Además de los atractivos botánicos, se enriquece con esculturas de animales de Camilo Nogueira y José Luis Medina.
O Castro es el más urbanizado, donde se sitúa el origen de la ciudad. Es un montículo en el centro que incluye yacimientos arqueológicos (poblado castrexo) o fortificaciones modernas. Finalmente, A Bouza ofrece la riqueza medioambiental de espacio natural. Es un humedal, un ecosistema protegido, que cuenta con puntos de observación.