Atlántico

DOS AÑOS DESDE LA OLA DE INCENDIOS

“Nunca nos imaginamos que el fuego podría llegar hasta Navia”

Maaike DelTour.
Maaike DelTour.
“Nunca nos imaginamos que el fuego podría llegar hasta Navia”

 Maaike DelTour, directora de la residencia de la Asociación de Familias de Personas con Parálisis Cerebral (APAMP) en Navia, vivió en primera persona cómo las llamas rodeaban el centro en la noche del 15 de octubre de 2017. “Durante la tarde los usuarios del centro y los trabajadores veían cómo el fuego se acercaba. Nunca nos imaginamos que el fuego podría llegar hasta aquí”, reconoce. 

Tanto ella como la gerente de la asociación decidieron desalojar a los 30 usuarios de la residencia para prevenir males mayores y recuerda la preocupación que vivió en aquella jornada: “Teníamos el fuego frente a la puerta de la residencia y tanto nosotras, como los trabajadores del centro y los vecinos de la zona nos unimos para apagar las llamas. Una vez se calmó la cosa solo nos preocupaba que se reavivase porque en las redes sociales no paraban de llegar bulos sobre presuntos pirómanos que iban recorriendo la ciudad”.
El papel que jugaron las nuevas tecnologías fue “importante” para Maaike, ya que mucha gente enteró en el momento y “demostró su solidaridad ayudando con lo que tenían, luego se marcharon a otras zonas donde se propagó el incendio”. Los residentes en Navia no olvidarán noche en la que el fuego llamó a sus puertas y se encontró a centenares de personas dispuestas a hacerle frente.