Vigo

“Nuestra presencia en zonas rurales es ahora más esencial”

Vigo

VIGO

“Nuestra presencia en zonas rurales es ahora más esencial”

El comandante Álvaro Fernández Rodríguez asegura que todos están volcados en un servicio de cercanía.
photo_cameraEl comandante Álvaro Fernández Rodríguez asegura que todos están volcados en un servicio de cercanía.
La Guardia Civil patrulla las áreas en las que viven ancianos solos y aislados

“Nuestra presencia en las zonas rurales, donde una gran parte de la población vive aislada y es mayor, es ahora aún más esencial ante la mayor vulnerabilidad de estas personas”, explica el comandante Álvaro Fernández Rodríguez, de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra. 

En la demarcación de la Benemérita vive la gran mayoría de los mayores de 65 años que en la actualidad existen en la provincia y que representan un 22% del total. Un sector de la población que suele vivir, en muchos casos, solos, y en lugares con apenas un puñado de vecinos que también superan la barrera de los sesenta años. 
Esta circunstancia obliga a los agentes a redoblar los esfuerzos con “nuestros mayores, con los que siempre hemos tenido una relación muy cercana”, comenta. 

La llegada de una patrulla a cualquier aldea es “recibida con mucho cariño por estas personas”, asegura este comandante que dice contar con una información permanente con los efectivos que cada día peinan caminos,carreteras y aldeas de la provincia para “estar lo más próximos posibles a toda esta población y que se sientan protegidos y tranquilos en una situación de alerta sanitaria como la que estamos viviendo”. 

El comandante Fernández Rodríguez recuerda que la Guardia Civil cuenta con un programa específico destinado a la tercera edad, el Plan Mayor, que desde el inicio de la alerta sanitaria“se ha potenciado un poco más. 
El plan incluye prestar un servicio de cercanía para estas personas,sobre todo en los casos de aislamiento, que en estos momentos se potencian mucho más”.

Servicio humanitario

La labor humana que la Guardia Civil lleva a cabo  normalmente se multiplica estos días con casos en los que los agentes son los primeros en intervenir al encontrarse en el terreno y cercanos a las poblaciones.  Uno de los que se vivieron recientemente fue el de un padre y su hija menor de edad, que quedó sola en casa después de que su progenitor se sintiera mal y fuera al centro sanitario más próximo,donde quedo internado al dar positivo en coronavirus. 
Fue finalmente una patrulla de la Benemérita la que se trasladó a la vivienda y buscó a una vecina que podía hacerse cargo de la pequeña hasta que un familiar se hizo cargo de la situación. Un final feliz para la menor y su familia que tuvo en dos agentes a sus ángeles guardianes. 

“La respuesta de la población es buena y apenas hay denuncias”

El decreto de alerta sanitaria activó un mando único que desde el Ministerio del Interior coordina a todas las fuerzas de seguridad del Estado y a las diferentes unidades del Ejército movilizadas desde el inicio de la crisis. Una situación que en el caso de la provincia de Pontevedra, y según asegura el comandante de la Guardia Civil, Álvaro Fernández Rodríguez “está siendo muy eficaz y permite una plena coordinación de todos los efectivos de los que disponemos”. En estos momentos la Guardia Civil cuenta con un total de 1.600 agentes repartidos por diferentes puntos de la provincia. 
A este engranaje se une “la respuesta de la población, que ha entendido la gravedad de la situación y está cumpliendo con las restricciones”, asegura. Una buena prueba de ello es que las denuncias que se han registrado hasta el momento “son anecdóticas”. Además recuerda que "en un principio nuestras principal misión fue informar. Ahora, que ya hay un conocimiento generalizado por parte de la población, es cuando se ha comenzado a sancionar". 
El cierre de las fronteras con Portugal, aplicado desde el pasado 16 de este mes, obligó a la Guardia Civil a desplegar un importante operativo en la raia que  hasta la fecha "se está llevando a cabo sin que se hayan producido ningún tipo de incidentes ni con los transportistas o trabajadores transfronterizos" que siguen cruzando por el puente internacional de Tui, el único abierto en la provincia.

Seis agentes adscritos a la Comandancia dieron positivo

n n n Las labores de seguridad, controles y apoyo a los ciudadanos convierte a muchos agentes en "la primera línea" de una desigual batalla contra el contagio por coronavirus. El resultado es que en la Comandancia de Pontevedra ya se han registrado seis casos de guardia civiles que han dado positivo, aunque sólo uno se encuentra ingresado. Pese a ello, el comandante Fernández Rodríguez quiso agradecer "muy especialmente a todos los sanitarios que están en estos momentos dando lo mejor de cada uno de ellos para combatir esta pandemia. El aplauso que todos los días le dedican todos los ciudadanos es poco para lo que realmente merecen". Una labor que asegura todos los agentes ven desde su "lado de personas normales, que cuando nos quitamos el uniforme también tenemos familia y somos conscientes de todo lo que está sucediendo". Este agradecimiento también lo hizo extensivo a  los integrantes de la fuerzas de seguridad y Fuerzas Armadas que trabajan con ellos codo con codo en estos momentos. 
Fernández Rodríguez aprovechó la ocasión para agradecer a toda la ciudadanía el cumplimiento de las restricciones que se han impuesto", añadiendo que lo único que pide es "que se queden en casa. Nosotros tenemos que salir a calle, pero el resto de la población, que permanezca en sus hogares para que todo se desarrolle de la mejor manera posible". n