Atlántico

CRIMEN EN SÁRDOMA

“No nos creemos que haya sido él”

Alberto Moldes, vecino de la familia de Manuel.
Alberto Moldes, vecino de la familia de Manuel.
“No nos creemos que haya sido él”

 El crimen brutal de Manuel Alonso Rivas causó gran conmoción en la parroquia, que no dudó en calificar lo ocurrido como de una enorme “tragedia”. Los vecinos calificaban a la víctima de una persona “muy alegre y habladora” y a su hijo, de una persona “trabajadora”. Alberto Moldes, que vive muy cerca de la finca familiar aseguró que el detenido “nunca fue conflictivo”. Relató que el fallecido “solía ir solo y últimamente llevaba un bastón que hasta se lo había hecho él”.

Ana Luisa admitía con sorpresa que “no me creo que haya sido el hijo” y desconocía si había problemas entre ellos. “Eran vecinos normales, sin más, no te esperas una cosa así”.
Otro vecino nonagenario que solía acompañar al asesinado algunas mañanas afirmó que “era una persona buena, no se merecía lo que le pasó, nunca me comentó nada de que tuviera conflictos y sólo le encontré triste cuando murió su mujer. Solía preguntarme cosas de química porque yo fui químico durante toda mi vida y charlábamos bastante”.
La mayoría coincidía en que nunca vieron al octogenario alardeando de dinero o que llevara encima grandes muchos euros. “Iba a comprar a la tienda, sus latas de fabada, porque se hacía él la comida y yo lo máximo que le vi fue un billete de 20 euros”.
Ana Luisa recuerda que el último día que lo vio fue el día 24 de diciembre. Por su parte, el vecino que se encontró con él el día 2 de enero sí recordaba cómo el fallecido le comentó que creía que los bancos iban a quebrar.n