Atlántico

VERANO

Nerga, un rincón "hippie" en O Morrazo

Chiringuitos veraniegos, puestos ambulantes de bisutería y una tranquilidad permanente se instalan en este arenal 
La playa de Nerga, en Cangas, destaca entre los turistas por su agua cristalina y limpia.
La playa de Nerga, en Cangas, destaca entre los turistas por su agua cristalina y limpia.
Nerga, un rincón "hippie" en O Morrazo
nnn En el municipio de Cangas se encuentra la playa de Nerga, un arenal que pertenece a la zona protegida de la Red Natura 2000 por lo tanto, se trata de un área de conservación de la biodiversidad. Un complejo dunar, los acantilados de la Costa da Vela y frondosos bosques completan el paisaje.
Hasta Nerga lllegan, mayoritariamente, personas jóvenes que deciden relajarse entre la naturaleza atlántica. Numerosas autocaravanas de extranjeros estacionan cerca para disfrutar de las vistas a la Ría de Vigo durante unos días. 
Se trata, también, de la playa de referencia entre los paseantes de la ruta de Costa da Vela ya que Nerga es una de las paradas antes de llegar hasta Cabo Home. Es el caso de Ángeles de Getafe que, junto a su pareja, practica senderismo.  
La playa acoge un ambiente tranquilo en el que se valora el placer de descansar en uno de los chiringuitos que hay en el arenal como el de "Alicia e fillos", "Chiringo de Marcial" o "A Chiringa". Otra de las opciones es pararse en alguno de los puestos ambulantes en los que se pude encontrar de bisutería hecha a mano.
Nerga, a pesar de ser una playa aislada, cuenta con numerosos servicios que le permiten el distintivo de Bandera Azul. El arenal facilita un amplio aparcamiento, aseos públicos, duchas, puesto de socorristas, acceso para personas con movilidad reducida y varios restuarantes a pie de playa. 
Sin embargo, consigue mantener su lado más virgen y sus aguas limpias y cristalinas, algo que llama la atención de sus usarios e, incluso, es el motivo de sus visitas. "El agua es totalmente cristalina, se pude ver lo que hay en el fondo. Es precioso", comentaban Claudia e Íñigo, que vienen desde Madrid a veranear en las Rías Baixas.
Los 750 metros de la fina arena de Nerga se separan, por unas rocas, de la cala de A Nova y de la playa de Viñó. Además, el conocido arenal de Barra, en el que se permite practicar nudismo, se encuentra a penas cuatro kilómetros. n