Vigo

El Náutico asume que tendrá dos años duros para 'resucitar'

Vigo

vigo

El Náutico asume que tendrá dos años duros para 'resucitar'

José Antonio Portela, presidente del Real Club Náutico, este viernes en la asamblea.
photo_cameraJosé Antonio Portela, presidente del Real Club Náutico, este viernes en la asamblea.
El presidente señala que el club lleva 3 años en beneficios y espera 'que no nos ahoguen'
 La directiva del Real Club Náutico asume que tendrá que pasar dos años “muy duros” tras el previsible acuerdo con los acreedores la próxima semana en el Juzgado Mercantil, que supondrá asumir el pago de 3,1 millones de euros. La asamblea de socios aprobó este viernes una subida de las cuotas y validó el plan que exigirá sacrificios para mantener la entidad a flote, con una carga financiera muy importante y con una caída de la masa social más que preocupante que se trata de cortar. 
Su presidente José Antonio Portela, reconocía que aunque está muy satisfecho del apoyo otorgado por los socios, a partir de ahora comienza lo verdaderamente difícil y donde el club se va a jugar de verdad su continuidad. 
"El Náutico va a tener dos años muy complicados porque coincidirán con el pago de la parte más fuerte de la deuda, comenzando por a Abanca -1,6 millones de euros según el acuerdo inicial, tras incluir la quita- y a las administraciones públicas, además de a otros acreedores", explicó Portela. 
El presidente del club vigués destaca que la negociación estaría prácticamente cerrada con la entidad financiera heredera de Caixanova y considera que "va en nuestra línea y acepta nuestras condiciones". "Lo que planteamos es muy razonable, y por otro lado damos a entender que el club es viable, que lleva tres años ganando dinero, para que no nos ahoguen con un presión más elevada que no podríamos soportar", señala José Antonio Portela. 
Para la directiva la clave está en el plan de viabilidad que presentaron ante los socios, que básicamente trataría de acabar de una vez con los problemas que arrastra desde hace años el Náutico. "Llevamos mucho tiempo aquí retrasando los pagos pendientes con renegociaciones, y hay que acabar. Ahora vamos a dejar fuera las deudas para que el Náutico funcione normalmente. Pero es verdad que los primeros años va a costar mucho", avisa. 
En cuanto a la convocatoria de elecciones, la directiva asegura que habrá pero no ahora. La actual se quedó al frente tras el fallecimiento del anterior presiente, Rafael Tapias (que el viernes fue designado socio de honor, a título póstumo), a finales del pasado año, y considera que sería un error para la entidad iniciar ahora mismo un proceso electoral, estando el Náutico en el tramo final de la resolución del concurso de acreedores. "No va a haber elecciones hasta que se firme el convenio con los acreedores, no tiene sentido que entre otra junta en plena negociación, habrá que esperar al menos tres meses más", señala. "Una cosa es que estuviéramos perdidos pero  tenemos enfocado el asunto desde el sentido común. Las elecciones serán después, ya con el problema solucionado", zanjó. 

Comentarios