ABEL CABALLERO. CABEZA DE LISTA DEL PSOE Y CANDIDATO A LA REELECCIÓN

“Que nadie se fíe, pido a todo el mundo que vote, lo que vale es el 26”

El alcalde de Vigo y candidato del PSOE a la reelección anuncia que "haremos 50 o 60 ascensores, rampas y escaleras mecánicas; habrá 450 humanizaciones, macroparques, pabellones y más política social"

Caballero, en el ascensor de Marqués de Valterra, admite que Vigo en Inglés es su niña bonita y recuerda que "cuando era pequeño iban a Inglaterra a estudiar los hijos de los dueños de las fábricas y hoy son todos".
Caballero, en el ascensor de Marqués de Valterra, admite que Vigo en Inglés es su niña bonita y recuerda que "cuando era pequeño iban a Inglaterra a estudiar los hijos de los dueños de las fábricas y hoy son todos".
“Que nadie se fíe, pido a todo el mundo que vote, lo que vale es el 26”

Abel Caballero (Ponteareas, 1946) fue elegido alcalde por primera vez en junio de 2007, hay una generación de vigueses que no conoce otro regidor. Ha cumplido doce años al frente del ayuntamiento y asegura que tiene un proyecto de al menos 4+4 más. Las encuestas le aseguran la mayoría absoluta pero hace un llamamiento para que no se dé nada por hecho.
 

Las encuestas dan un resultado muy claro en Vigo. ¿Cree que los votantes pueden desmovilizarse?
Las encuestas reflejan la sensación de la ciudad, que nos da un inmenso apoyo. Ahora bien, las encuestas no valen para nada, vale el día 26. Que nadie se fíe y yo le pido a todo el mundo que vaya a votar, lo que importa es el voto que es el día 26. Y que la gente compruebe que la papeleta pone Abel Ramón Caballero Álvarez.
 

Ha presentado una lista potente pero teniendo en cuenta los concejales que le dan las encuestas ¿habrá áreas para todos?
Sí, sí, claro. Cuanta más gente haya para atender el gobierno mejor atenderemos a los ciudadanos. Por cierto, muchos no cobran. Los que están en la Universidad no cobran. Creo que significará más y mejor atención y lo que eso se valorará en España y en Europa, porque no hay un proyecto como el de Vigo, prácticamente avalado por toda la ciudad y ¿eso que significa? Fuerza. Y tener la Diputación al lado y Zona Franca. Por eso yo pido que voten. 
 

¿Cómo serán los próximos 4 años?
Con el apoyo de la ciudad vamos a ir a la velocidad de la luz. Lo vamos a hacer todo. Mire que ya fueron importantísimos estos últimos ocho años. Estos cuatro serán los de las 450 nuevas humanizaciones, macroparques infantiles, más pabellones deportivos, más acción medioambiental y más política social porque tendremos más apoyo de muchas instituciones, que invertirán en Vigo, como Zona Franca. En los próximos cuatro años podemos meter 50 o 60 ascensores, rampas y escaleras mecánicas.
 

¿50?
Sí. Ya metimos 21. Yo calculo 50 o más, vamos a cambiar toda la ciudad.
Que Vigo sea famoso por las cuestas se va a acabar.
Porque se tiene que acabar, porque ya hay formas modernas de evitarlo. Y seguramente podremos ir al ambulatorio de Teis por una rampa o podremos subir de Isaac Peral a Travesía en una rampa o podremos subir la Gran Vía o Loriga o subir del Berbés a Camelias con mecanismos mecánicos.
 

¿Confía en que Carmela Silva pueda revalidar la Diputación?
Yo le pido a Vigo que nos apoye para tener la Diputación con nosotros. Para que Carmela Silva siga de presidenta y dedique millones y millones y millones de euros a Vigo.
 

¿Qué le falta a Vigo?
Le falta aún humanizar calles, seguir haciendo pabellones deportivos para no racionar las horas de los chicos y chicas que quieren jugar. Tenemos que poner más atención a mayores, tenemos que acabar el campo de Balaídos o hacer el AVE a Madrid o más bibliotecas o la Biblioteca del Estado. 
 

Ha avanzado que creará un área de la empresa ¿quién estará al frente y cómo será?
Quién, lo veremos. Pero la estructura es muy importante. Somos referente de todas las empresas de Vigo, de las grandísimas como Citroën o de las unifamiliares de una señora o un señor que es un autónomo y me plantea algo. Quiero que tengan un referente, primero para todas las tramitaciones administrativas, que las agilicen, que le den apoyo y no se empantanen aquí. Segundo, para conseguir apoyo para las empresas y tercero, para hacer de interlocutores con Europa y con España, porque Vigo es un ayuntamiento con mucho peso político. Y estará alguien de mucho peso. Los siguientes cuatro año tienen que ser los años de creación masiva de empleo en Vigo. Esto es una novedad, no lo tiene nadie en España. Pero tengo a la persona también.
 

En los ocho meses de gobierno de Pedro Sánchez ha conseguido algunas demandas ¿qué es prioritario ahora?
¡Todas, conseguimos todas! Ahora, pues lo que le pedí públicamente, que queremos el AVE y tendremos noticias pronto, la Biblioteca del Estado, la nueva construcción para el abastecimiento de agua, el túnel a Porriño, la salida Sur ferroviaria, que se siga apoyando el Puerto aunque este presidente no puede actuar porque Feijóo no le deja y quiero que nos cedan el paseo de Bouzas para arreglarlo. Están pasando cosas en Vigo extraordinarias, mañana recibo a un gran grupo inversor de Europa que quiere invertir. El segundo mayor inversor de Coruña está invirtiendo en Vigo. La estabilidad política provoca el avance de la economía y el empleo.
 

¿Y de la Xunta espera algo?
Creo que Feijóo hizo un proyecto en Galicia que se basaba en aislar a Vigo y poner los recursos que tenía que dedicar a Vigo a Santiago y a Coruña. Intentó cerrar el aeropuerto, paró el tren de alta velocidad, no invirtió en Vigo. La última calle que la Xunta humanizó en Vigo fue siendo conselleira María José Caride. Feijóo arrancó tarde mal y arrastro la Ciudad de la Justicia. Hay una parte que inició porque no le quedó más remedio, que fue la estación de autobuses y le dije que me encantaba. El problema es que de miles de millones de euros de inversión de Feijóo en diez años, a Vigo llegaron escasamente cuarenta millones. De la Xunta no espero nada.
 

¿El próximo será el mandato del Plan General de Vigo?
Sin ninguna duda, pero ya fue este porque tenemos aprobada la ordenación provisional con 50.000 parcelas edificables. Pero ya estamos con suelo industrial y terciario con sus tramitaciones. Lo que pasó es que en toda la historia la Xunta no invirtió un euro en suelo industrial en Vigo y yo veo Galicia lleno de polígonos vacíos. Estoy entusiasmado con los cuatro años que van a venir, pero necesito apoyo. Me acaba de llamar un antiguo amigo, que fuimos ministros con Felipe González y es un gran politólogo, y me dice que está estudiando Vigo porque esto no pasó en ninguna ciudad de Europa. Sé que a mí me vota gente que vota en otras elecciones al PP, a Ciudadanos, a Marea o al Bloque. Porque las elecciones municipales en Vigo son otra cosa, son de proyecto de todo Vigo. 
 

¿Las luces de Navidad marcaron un punto de inflexión?
Sin ninguna duda, en una parte muy importante de esta ciudad que es el turismo. Y se hizo con un coste insignificante al lado del retorno económico. Pasó algo muy importante, que los puentes y festivos Vigo está lleno de turistas. Eso significa empleo, empleo y empleo. Vino toda Galicia y media España y Feijóo no vino porque no soporta que a Vigo le vaya bien y esto es lo que creo que no se puede hacer en política. En política hay que ganar al adversario mejorando sus propuestas.
 

Y sin abandonar la política social.
Somos la única ciudad de Galicia que tiene un albergue municipal, Dos millones para pagar alquiler, comida, facturas eléctricas, todos los comedores sociales o las telealarmas, que las vamos a mejorar con nuevas tecnologías. La gente lo sabe que yo no hago distinciones entre ciudadanos porque para mí lo primero es Vigo, los segundo es Vigo, lo tercero es Vigo y después viene mi partido. Esto se lo he dicho a Pedro Sánchez.
 

¿Y qué le dijo?
Que le parece muy bien. Pero es que yo me encuentro que mi partido me apoya en todo lo que planteo. Me pasó con Zapatero, con Rubalcaba y me pasa con Pedro Sánchez. 

Pero si hay un programa que le gusta son las becas de inglés.
Sin ninguna duda porque 900 chicos y chicas van a aprender inglés este verano becados por el ayuntamiento, es la mitad de la población de esa generación. Además tiene un factor de igualdad, porque cuando yo era pequeño la gente que iba a estudiar inglés a Inglaterra eran los hijos de los dueños de las fábricas, hoy van todos.
Llama la atención en el ámbito deportivo cinco nuevos pabellones.
Hay cinco más dos, los dos bajo la grada de Río, y son siete con el de Sárdoma. Haré todos los que haga falta.
 

¿Hacen falta más?
Ya tengo dos más preparados en la zona donde están los frontones en As Travesas.