Atlántico

MARINA BAKHTINA PRESIDENTA DE LA ASOCIACIÓN DE ESLAVOS EN GALICIA

“Nací en Siberia y viví en Moscú pero cuando llegué a Vigo me enamoré de la ciudad”

 Marina Bakhtina (Novosibirsk, Siberia, 1973) es la presidenta de la recién creada Asociación de Eslavos en Galicia, que quiere ayudar a los inmigrantes eslavos en su adaptación en Galicia y mantener sus valores culturales.

Marina lleva siete años en Vigo y ha creado una asociación de eslavos.
Marina lleva siete años en Vigo y ha creado una asociación de eslavos.
“Nací en Siberia y viví en Moscú pero cuando llegué a Vigo me enamoré de la ciudad”

En la asociación hay representantes de Rusia, Ucrania, Moldavia y Bielorrusia. También quieren dar a conocer las tradiciones eslavas. Su próxima actividad es el día 9 (19.30 horas) en la asociación de vecinos del Casco Vello, donde celebrarán el día del Regimiento Inmortal, nombre que se dio en Rusia a una marcha anual en la que las personas salen a las calles de las ciudades con retratos de sus familiares fallecidos durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Cuándo se crea la asociación?
La asociación la constituimos en junio del año pasado, así que aún no tenemos un año pero estamos trabajando mucho.


¿Cómo es la comunidad eslava en Galicia?
Según las estadísticas somos unos cien rusos, doscientos ucranianos, y también hay moldavos y de otros países. En las fiestas cuando nos juntamos somos hasta ciento cincuenta personas en Vigo. 
Organizan una fiesta anual.
Sí, el fin de año al estilo eslavo postsoviético. Nos juntamos para celebrarlo y también vienen muchos españoles con los niños adoptados de Rusia, Kazajistán y hasta búlgaros, que no hablan ruso pero también vienen a la fiesta.


Lleva en Vigo siete años pero antes ¿conoció otros lugares de España?
Para vivir vine directamente a Vigo pero antes estuve en el Mediterráneo, en Valencia y Barcelona de vacaciones. Me gustó mucho España y empecé a viajar y a explorar y cuando vine a Galicia por primera vez de vacaciones hace siete años me enamoré. Me impresionó mucho Galicia en general y de Vigo me enamoré. La ciudad, la gente tan abierta y cariñosa. Aunque dicen que los gallegos son cerrados, para mí no. Tuve suerte de conocer buena gente aquí, que me acogieron, me ayudaron, me dieron cariño e hice muchos amigos. Y decidí quedarme.


¿A qué se dedicaba en Rusia?
Soy informática y trabajaba allí para una empresa, luego tuve un proyecto propio. Yo nací en Siberia en Novosibirsk y con 27 años me mudé a Moscú donde pasé muchos años y ahora en Vigo.


¿Alguien le recomendó España para venir de vacaciones?
La verdad es que nunca pensé que me gustaría. Yo estaba viendo otros destinos como Canadá y en un foro conocí a una chica rusa que estaba viviendo en la comunidad de Valencia,e n un pueblo, y me invitó. No hablaba nada de español pero me lancé a probar. Estuvimos una semana mi marido y yo y me gustó tanto que durante los tres años siguientes soñaba constantemente como caminaba por la playa. ¡Me impresionó tanto! ¡Es tan diferente a Rusia! Cuando nacieron mis hijos estuvimos un verano con esta familia y yo vi el desarrollo de mis hijos aquí, con este sol y con esta naturaleza y decidí: yo quiero vivir aquí.


¿Qué tal se adaptan sus hijos?
Muy bien, ya se sienten españoles. Ya casi no se acuerdan de Rusia aunque ellos nacieron en Moscú.


¿Y el trabajo, encontró trabajo en Vigo?
Trabajé primero por mi cuenta con mis contactos en Rusia y luego en una empresa informática. Ahora también con la asociación.