Atlántico

VIGO

Nace una clínica y un colectivo social para abordar la disfagia

Abordará de forma integral los problemas para tragar que sufren numerosos pacientes

Distintas autoridades y pacientes acudieron a la inauguración de la nueva clínica en Hernán Cortés.
Distintas autoridades y pacientes acudieron a la inauguración de la nueva clínica en Hernán Cortés.
Nace una clínica y un colectivo social para abordar la disfagia

 Vigo cuenta desde ayer con una Unidad de Diagnóstico y Tratamiento de Disfagia Orofaríngea (problemas para tragar), que se inauguró en la calle Hernán Cortés 13 en un acto al que acudió el alcalde de Vigo, Abel Caballero, el concejal de Cultura y médico Cayetano Rodríguez, la jefa territorial de  Sanidad, Ángeles Feijóo-Montenegro, y el catedrático de Medicina Legal Ángel Carracedo, entre otras personas. La noticia fue doble, porque también ayer se estrenaba la Asociación Gallega de Enfermos con Disfagia (Adisga), con varios representantes allí presentes.
El alcalde felicitó la iniciativa empresarial Carma&Chus, que emprendieron la logopeda viguesa María Jesús Rodríguez y la otorrino vasca Gemma Garmendia, y destacó su interés social. La diputada socialista Digna Rivas destacó la apuesta de la institución por las asociaciones  con fines sociales y sanitarios, mientras que la jefa territorial de Sanidad también respaldó una iniciativa que “mejorará la calidad de vida de los pacientes”. Al catedrático Ángel Carracedo le correspondió impartir la lección inaugural. Tras felicitar a las profesionales porque “Galicia necesitaba una unidad para abordar la disfagia de forma integral”, se refirió a la medicina del futuro que será “personalizada” y atacará tanto los síntomas como las causas de las enfermedades. Explicó que  ahora los tratamientos no superan el 70% de efectividad y que ese porcentaje aumentará cuando se analice cada paciente a través del genoma y existan medicamentos cada vez más personalizados.
Fernando Ilarri es el secretario de la nueva asociación y es un ejemplo de cómo un tratamiento adecuado “hace milagros”. Hace nueve años le detectaron una lesión cerebral  y tras la operación sufrió una hemorragia que le paralizó la parte derecha del cuerpo. “Cuando me operé no comía absolutamente nada, ni siquiera me tragaba mi saliva. Estuve sin comer meses. Un fisioterapeuta me orientó, porque no sabía que hacer ni con quién hablar. Me hicieron una vídeo-fluoroscopia de la deglución, detectaron donde estaba el problema y me dieron tratamiento. Ahora puedo comer y beber de forma totalmente normal”. Señala que crearon la asociación para informar a las personas que padezcan este problema. n