Atlántico

LA ROMERÍA SE RENUEVA

Las mujeres revolucionan San Roque

La nueva directiva de la Irmandade , mayoría femenina, inició la renovación de la romería urbana de Vigo, implicando a la juventud del barrio y con nuevos proyectos. El pazo volvió a registrar un lleno absoluto
Miles de devotos acompañaron a San Roque en procesión por las calles del barrio. Gloria Rivas y Eva Román, son junto con Ana Caride y Teresa Pérez, las mujeres al mando  de la Irmandade
Miles de devotos acompañaron a San Roque en procesión por las calles del barrio. Gloria Rivas y Eva Román, son junto con Ana Caride y Teresa Pérez, las mujeres al mando de la Irmandade
Las mujeres revolucionan San Roque

En apenas seis meses, la nueva directiva de la Irmandade de Devotos de San Roque,  logró sembrar las primeras semillas de renovación de la romería urbana de Vigo, la única de estas características que se mantiene en Galicia.   El ‘núcleo duro’ de la organización, compuesto con cuatro mujeres, cogió las riendas con el objetivo de  mantener  la romería de San Roque y convertirla en un referente.


Pese a la complicada tarea, el día grande celebrado ayer fue un éxito de público que comenzó a notar las primeras novedades. Jaimas en la calle Filipinas, cartelería de calidad con actuaciones que mezclan  los sonidos tradicionales con lo más actual y ‘merchandising’ a precios populares.


“Queremos actualizar la romería, impulsarla y conseguir atraer a gente nueva para que comparta espacio con la que tiene más experiencia”, afirma Eva Román, de la nueva directiva. El proyecto va, de momento, poco a poco, según admite, porque “requiere mucho trabajo y acabamos de llegar” pero   ciertos aspectos renovados ya dejaron notar ayer. “La estética creemos que es muy importante y más en un emplazamiento privilegiado como es el pazo de San Roque”.


Pero una romería con tantos años de tradición cuesta abrirse a los cambios. “Queríamos reorganizar espacios entre los ambulantes pero hay sido muy complicado”, asegura Román quien añade que  “tenemos que seguir trabajando para que todo el mundo entienda que se trata de un proyecto colectivo”. 


A medio y largo plazo, el objetivo es poder conseguir llegar a un acuerdo con Afundación para el uso del espacio durante todo el año. “Queremos fomentar la cultura hecha en casa y al mismo tiempo ensalzar un espacio como el pazo. Hemos tenido algún primer contacto pero necesitamos elaborar el proyecto”.


Ese objetivo estaba presente en la venta de sombreros, pulseras, camisetas y libros puesta en marcha por la Irmandade y que superó sus expectativas.


El pazo de San Roque volvió a registrar un lleno absoluto durante el acto central de la misa, oficiada por el Obispo de la Diócesis, Luis Quinteiro Fiuza, y en presencia del alcalde de Vigo, Abel Caballero y otros miembros del gobierno municipal, así como autoridades.


Desde primeras horas de la mañana, miles de personas se acercaron hasta la capilla para mostrar sus ofrendas al santo peregrino y seguirle después en procesión por  el entorno del pazo, acompañado de Santa Rita.


Aún así, la sensación generalizada es que hubo menos gente que otros años, quizá por el largo puente y el último día de sol.