Atlántico

VIGO

Muere al tirarse al vacío tras ser detenido junto a su mujer por un secuestro sexual

Se lanzó desde un noveno piso en Castrelos cuando lo registraba la Policía tras la detención junto a su mujer por la denuncia de una empleada de hogar, supuestamente retenida para ejercer de "pornochacha" 
El hombre, de 35 años, trasladado por las emergencias aún con vida tras saltar del noveno piso. A la derecha, la mujer detenida, a la salida de su casa.
El hombre, de 35 años, trasladado por las emergencias aún con vida tras saltar del noveno piso. A la derecha, la mujer detenida, a la salida de su casa.
Muere al tirarse al vacío tras ser detenido junto a su mujer por un secuestro sexual

 Un hombre de 35 años de edad que había sido detenido  junto a su mujer  falleció ayer tras  lanzarse desde la ventana  de su piso, un noveno, durante un registro  policial en dicha vivienda.


 El suceso se producía sobre las 15,15 horas en el inmueble situado en el número 190 de la avenida de Castrelos. En ese momento, efectivos de la Policía Nacional en presencia de la letrada de la Administración de Justicia del juzgado de Instrucción número 1 de Vigo, en funciones de guardia, y los dos abogados de la defensa, inspeccionaban la vivienda en el marco de una investigación abierta tras la denuncia de una mujer.

La denunciante, de origen sudamericano y  sin papeles,  habría llegado a Vigo  para trabajar en una casa. Sin embargo, tal y como habría relatado en Comisaría hace sólo unos días, una vez en el piso, en el que vivía el matrimonio detenido con su hija de 5 años, habría sido retenida en contra de su voluntad donde  habría sido obligada a realizar las labores del hogar en tanga y camiseta,  como ‘pornochacha’,  así como otras tipologías extrañas de comercio sexual para su grabación y posterior difusión.  La supuesta víctima, que interpuso la denuncia esta misma semana, aseguró a la Policía que pese a estar retenida logró escapar dejando allí su ropa y sus pertenencias. Tras huir, fue acogida en un centro de mujeres, donde se encuentra actualmente, y unos 20 días después acudió a Comisaría.

Los agentes iniciaron entonces una investigación y solicitaron autorización judicial para registrar la vivienda del matrimonio, en la avenida de Castrelos, para comprobar si efectivamente había rastro de la estancia de la denunciante. 

El registro comenzaba ayer sobre las 12,00 de la mañana y se prolongó durante tres horas, tiempo durante el cual, el matrimonio fue detenido. En un momento determinado y de forma sorpresiva, el arrestado, con las esposas puestas,  se abalanzó sobre la ventana de la cocina y se lanzó al vacío cayendo sobre la terraza del patio interior.  


Un vecino que escuchó el golpe y vio al hombre tendido en el suelo salió al patio y trató de auxiliarle si bien de inmediato llegaba la Policía y sanitarios del 061 que, con la ayuda de los bomberos, lograban rescatarle y trasladarle en estado muy grave el hospital Álvaro Cunqueiro, donde horas después fallecía.
La mujer, también detenida, víctima de un ataque de nervios, tuvo que ser atendida en otra ambulancia con custodia policial. La Policía Científica intervino un ordenador así como varias carpetas de documentación y otros objetos del inmueble.

Ahora, se investiga la posible conexión con otra denuncia reciente de una compatriota quien aseguró haber pagado 2.000 euros por venir a un piso a Vigo, donde se vio obligada a prostituirse en condiciones inusuales.

El fallecido y su mujer, de origen extranjero, fueron detenidos  por delitos contra la libertad sexual, detención ilegal y revelación de secretos. Ambos residían en el piso de Castrelos desde hacía varios años con su hija, y según los vecinos, era una pareja con una vida aparentemente normal.