Atlántico

VIGO

Un motorista, cazado a 168 km/h en la VG-20

El conductor circulaba de madrugada sin carnet y sin seguro
El motorista circulaba a 168 kilómetros por hora en un tramo limitado a un máximo de 80.
El motorista circulaba a 168 kilómetros por hora en un tramo limitado a un máximo de 80.
Un motorista, cazado a 168 km/h en la VG-20
n n n A pesar de las llamadas a la precaución de las autoridades en la carretera, todavía hay conductores que ponen seriamente su propia integridad y la de los demás conductores. La Guardia Civil investiga penalmente a un vecino de Vigo tras ser detectado por el radar del Destacamento de Tráfico de O Porriño cuando circulaba en moto a 168 kilómetros por hora por un tramo de la autovía VG-20. Cabe señalar que el motorista superaba el doble de la velocidad máxima permitida en este punto de la vía, solo 80 kilómetros por hora. 
Según informó ayer la propia Guardia Civil, los hechos tuvieron lugar durante la madrugada del pasado fin de semana, cuando un equipo radar del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de O Porriño detectó en Vigo a una motocicleta Yamaha, modelo YZF, cuando circulaba a la altura del kilómetro 8 de la autovía VG-20 a al doble de la velocidad máxima permitida.
El conductor de la motocicleta, que no pudo ser interceptado en el momento debido a la velocidad a la que circulaba, explicaron los agentes, fue localizado e identificado pocos días después. En concreto, resultó ser un vecino de Vigo de 25 años que, además de carecer de permiso de conducir –ya que sólo estaba en posesión de autorización para pilotar ciclomotores–tampoco tenía seguro obligatorio de la motocicleta. Las investigaciones realizadas por el Destacamento de Tráfico de O Porriño concluyeron con la notificación de este piloto como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. Mientras, las diligencias se entregaron en el juzgado de Instrucción de guardia de Vigo donde deberá comparecer cuando sea citado.
Por parte del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil se reitera que este tipo de "conductas imprudentes" constituyen "los principales factores de riesgo que concurren en los accidentes en general y en los más graves en particular". "Ello supone un grave problema de seguridad vial, no solo para los responsables, sino también para los demás conductores y otros usuarios", advierten las mismas fuentes. n