Miguel Lubians: “Ahora estoy centrado en la obra gráfica sin dejar atrás la pintura en ningún momento"

Miguel Lubians.
photo_camera Miguel Lubians.
Miguel Lubians es uno de los pintores que más destaca en el panorama artístico. Comenzó a pintar con trece años y a los catorce años ya era un valor comercial en las galerías

Miguel Lubians siempre destacó por su ingenio y por ser autodidacta. A los 13 años ya pintaba, con 14 años empezó a vender sus cuadros y a los 22 años ya exponía en galerías. Durante su formación en la Escuela de Canteros se dedicó  a la escultura. Trabajaba con cerámica y piedra haciendo obras de pequeño formato. Tras completar sus estudios en Santiago, se inclinó por el expresionismo y siguió con el abstracto. En junio mostrará en Vigo sus últimos trabajos en una exposición colectiva que se espera por todo el colectivo.

-¿Cómo llegó al mundo de la pintura?

-Desde siempre he estado en contacto con el arte. Desde la infancia de la mano de mi madre y de mi tío. Mi madre hacía cerámica y mi tío tenía la galería Laxeiro donde yo pasaba mucho tiempo. Siendo muy joven, a finales de los años 80, ayudaba a mi tío en la galería y allí tuve la suerte de conocer a artistas ilustres gallegos como, por ejemplo, Laxeiro, Mercedes Ruibal, Lodeiro, Secundino Diz, Eira Vella y otros muchos quienes influenciaron el inicio de mi carrera. Ya en el colegio acudía a la academia de Manuel Aranburu y dedicaba mucho tiempo a la pintura. Posteriormente estudié dos años en la escuela de canteros de Poio y de allí me fui a la escuela de artes aplicadas Maestro Mateo de Santiago de Compostela. Tiempo después pasé una temporada en Londres donde visitaba muchos museos y galerías de arte y me empapé de influencias callejeras.
-¿Cómo definiría su proyecto actual?

-Actualmente estoy bastante centrado en la obra gráfica, pero sin dejar atrás la pintura en
ningún momento. Para el dibujo estoy utilizando sobre todo Ipad, esto me permite multitud de trazos y una gran variedad de pinceles y texturas. Es una forma de dibujar más rápida y fresca. Como proyecto alternativo realizo intervenciones en otros documentos gráficos como por ejemplo sobre los carteles de la reciente exposición del fotógrafo Steven Meisel. Se trata de una serie todavía incompleta, de varios carteles en los que intervengo a través de unos artilugios articulados que yo mismo construyo con materiales reciclados, que pintan de forma automática sobre el papel. Paralelamente hago esculturas de madera a las que definiría como criaturas primitivas sexuales. En ese proceso utilizo maderas recicladas que voy cortando y ensamblando. Mis figuras tienen un toque ácido y canalla.
-¿Cuál es la motivación de su trabajo?

-No sabría explicar cuál es mi motivación. En la motivación de mi día a día intervienen muchos factores ya que soy bastante disperso. Intento trabajar casi todos los días y compaginarlo con la lectura. Obtengo fuentes de inspiración durante mis viajes donde visito exposiciones de otros artistas. Cuando veo una buena expo, de un artista que admiro, lo que más me apetece es llegar al estudio y ponerme a trabajar. Es como ver una buena película o leer un buen libro, vitamina para mi cerebro. Me carga las pilas. En mi proceso de trabajo artístico intervienen muchos factores, el estado de ánimo y la concentración son algunos de ellos. Según como me levante estoy más o menos inspirado. Para mi es muy importante poder empezar el día dando un paseo por la mañana con mi perro Mac. Estar en contacto con la naturaleza me carga de energía para empezar a trabajar.

-¿Valores por los que destaca?

-No sabría muy bien como definirme o a mis valores, así que pensé como me definiría la gente que me quiere. Supongo que dirían que soy un tipo tranquilo, amigo de mis amigos y amante de los animales. Para mí la amistad es muy importante, saber rodearme de buenos amigos con los que siempre puedo contar y estar ahí para ellos cuando lo necesitan. Los animales y la naturaleza en general me interesan. Me preocupa la ecología, el bienestar animal. No soy un tipo ambicioso. En mi trabajo artístico no busco éxito ni fama, sino transmitir y conectar con los demás, poder dedicarme a lo que me gusta y disfrutar en el camino. Tener tiempo para dedicarlo a los pequeños placeres de la vida como pasear a mi perro Mac, que siempre me acompaña a todas partes. Pasar tiempo con mis amigos, leer y andar en bicicleta, son para mis privilegios que no cambiaría por nada.

-¿Hablemos del momento actual?

-A nivel personal estoy pasando un buen momento, tranquilo y viajando bastante. A nivel profesional también paso por un buen momento creativo, trabajando en varios proyectos inminentes. Por un lado, una exposición que tendrá lugar en mayo en la Galería Nova Rúa de Lugo y en junio una exposición colectiva junto a otros dos artistas, en el espacio de arte Beny  Fernández de Vigo. A las dos exposiciones llevaré obra de gran formato en lienzo y obra gráfica también de formato grande, así como mis esculturas en madera. 

-¿Proyectos futuros? 
-En el futuro inmediato planeo seguir la línea neoexpresionista de mi obra actual y continuar utilizando técnicas o instrumentos alternativos, más innovadores. Investigo la manera de incorporar materiales reciclados en mis esculturas y realizar una obra más sostenible para el medio ambiente. Seguiré explorando la fase más provocativa de mi obra de temática erótica. Jugando con la fantasía y la ambigüedad. Me interesa continuar trabajando con la desconstrucción anatómica.

Te puede interesar