Vigo

"Me metí en política porque En vox vi una propuesta sincera, que hacía lo que decía"

Vigo

ANTONIO RAMILO Candidato de VOX por la provincia

"Me metí en política porque En vox vi una propuesta sincera, que hacía lo que decía"

El vigués Antonio Ramilo, número 1 de VOX en la provincia.
photo_cameraEl vigués Antonio Ramilo, número 1 de VOX en la provincia.
nnn “No tenemos cuernos y rabo, ni somos raros  ni ultras, estamos hartos de todo eso”, señalan en Vox antes de hacer la entrevista con el número 1 por la provincia, el vigués Antonio Ramilo, quien también se refiere a lo mismo: “Nos gustaría no sufrir actos violentos ni agresiones, que quien quiera pueda acudir sin miedo a un acto de Vox, sin temor a que le insulten y lancen piedras, sería un acto de libertad y democrático”, explica.
¿Cuáles creen que son sus opciones reales para las elecciones?
En términos generales no comentamos encuestas. Lo que sí podemos decir es que si extrapolamos los resultados de las elecciones de noviembre, los 38.000 votos en la provincia nos darían 1 o 2 escaños. Esa es la imagen macro con la que estamos trabajando. A nivel global en el Parlamento de Galicia esperamos tener entre 1 y 2 como mínimo.
¿No es contradictorio presentarse a unas elecciones cuando no creen en las autonomías? 
No estamos en contra de las autonomías sino que tras 40 años se ha mostrado como un sistema ineficaz. Esto se ha visto con el Covid: cuando hemos tenido que afrontar un problema grave en España que afecta a todo el país se ha centralizado el poder y la capacidad sanitaria para redistribuir los recursos donde son más necesarios. Las autonomías pueden ser más eficaces, y se pueden centralizar la educación y sanidad para que todos los españoles tengan las mismas oportunidades vivan donde vivan. Como aceptamos las reglas democráticas, la única manera de cambiarlo es desde dentro.
¿Qué opinión le merece Feijóo?
Es una persona cuyo ego le lleva a no usar las siglas de su partido y sólo su nombre, con un proyecto político acabado. Sus promesas son vacías, si no se han ejecutado en 11 años que ha ejercido el poder total en Galicia los gallegos no van a creerlas ahora. Nos preocupa la aceptación de las políticas ‘progres’ y su deriva nacionalista. Creemos que Vox puede terminar con esa deriva y esas políticas.
Si es diputado, ¿qué le gustaría hacer en el plano local?
Hay varios aspectos que estamos muy preocupados: uno, la deslocalización de la industria hacia el norte de Portugal, que se ha obviado durante años, un problema que el señor Feijoo conoce e ignora. Otro frente es la burocracia: nos hemos entrevistado con cientos de pontevedreses y sea cual sea su actividad, ganaderos, autónomos, pescadores, todos nos han dicho que las trabas burocráticas son enormes sobre todo por la Xunta.
Usted es hijo de Antonio Ramilo, que fue alcalde de Vigo. ¿Por eso entró en política? 
Esa es la historia política de mi padre, yo soy yo, él tuvo su historia política y yo la mía. Me dio por entrar en política porque conocí a Vox tras una intervención de Abascal. Vi que era un partido interesante y que decía mensajes claros sinceros y pragmáticos, veía la deriva de España, la nacionalista en Galicia, que me preocupa, con el tema del idioma, que no puedes relacionarte en el idioma que prefiere. En Vox vi una propuesta diferente sincera que hacía lo que decía.
¿Se ven condicionando a Feijoo?
Hay datos: en noviembre obtuvimos 114.000 votos en Galicia, serían cinco escaños en el Parlamento. En 2018 en Andalucía nadie nos daba más de uno o dos escaños, y tuvimos 12. Podría ser lo mismo.  n

Comentarios