Atlántico

VIGO

El mercado de O Progreso abre tras cinco años de obras

El alcalde Abel Caballero asumió la responsabilidad del retraso, pero también se atribuyó el éxito por la inauguración de lo que dijo “será en un punto de encuentro”

El alcalde Abel Caballero presidió la inauguración // JV Landín
El alcalde Abel Caballero presidió la inauguración // JV Landín
El mercado de O Progreso abre tras cinco años de obras

 La fiesta tomó el centro de la ciudad en torno al mercado de O Progreso, que ayer, inauguró instalaciones. Cubierto de mil globos rojos y blancos, los colores de la ciudad, el nuevo espacio dio la bienvenida a los clientes en un ambiente de celebración. La charanga Barafunda y un grupo de zancudos caldearon el ambiente una hora antes del acto oficial.
Con Raúl Fontán, el gerente del mercado como maestro de ceremonias, representantes de los vendedores y marcas comerciales dedicaron unas palabras  para la ocasión. El alcalde Abel Caballero cerró la inauguración, disculpándose por los cinco años que se prolongaron las obras: “Fue una obra compleja que se retrasó, lo que  provocó mucho sufrimiento; asumo la responsabilidad, pero también me atribuyo el mérito de ver un mercado moderno”, apuntó.
Con 43 puestos de venta, el nuevo mercado apuesta por la venta de pescado y marisco fresco, con 19 establecimientos situados al fondo del bajo. Se suman dos floristerías, cuatro fruterías, cinco carnicerías, tres charcuterías, un puesto de gominolas y una panadería con obrador, que se distribuyen a través de tarimas modulares. En la entrada, un servicio de bar acoge la llegada de los clientes.
Cerca de cinco millones de euros se invirtieron en la adecuación de cinco alturas (dos de ellas de un aparcamiento con 73 plazas). Están conectadas verticalmente con escaleras mecánicas y tres elevadores, dos cerrados y uno panorámico. “Animo a todos a que suban al ascensor con vistas y aprecien el mercado desde otra perspectiva”, apuntó Caballero.
Entre los vendedores dominaba la emoción. “Han sido muchos años esperando, ahora solo queremos vender y atender a los clientes”, comentaban en la sección de la carne. “Esta inauguración marca un nuevo lugar de encuentro para la ciudad, un centro de dinamización”, afirmó el regidor. La gran expectación que despertó la apertura del mercado quedó confirmada por la numerosa presencia de autoridades encabezadas por el alcalde Abel Caballero. Asistió la secretaria xeral de comercio, Sol Vázquez; el delegado territorial de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves; los concejales socialistas Ángeles Marra, Isaura Abelairas, David Regades, Ángel Rivas, Laura Iglesias, Chus Lago, Santos Héctor y Manel Fernández y los ediles del PP, Elena Múñoz, Teresa Egerique, Miguel Fidalgo y Diego Gago. También contó con la presencia del director general de Vegalsa-Eroski, Joaquín González Iglesias, que explicó las características del supermercado Familia, en el primer piso del mercado. Son 900 metros cuadrados y emplea a 26 trabajadores.
El mercado aspira en convertirse en un referente en el nuevo concepto comercial. Así, ofrece un horario de apertura continuado de 8 a 21.30 horas. Queda pendiente la terraza. En los próximos meses se desmontará la instalación que dio cobijo a los vendedores hasta ahora. Se prevé  que en verano se estrene en la azotea la cafetería- restaurante y la zona de ocio.n