Vigo

Menos flores para los cementerios

Vigo

vigo

Menos flores para los cementerios

Las especies autóctonas, como la gerbera y el crisantemo, son más competitivas y con más ventas estos días.
photo_camera Las especies autóctonas, como la gerbera y el crisantemo, son más competitivas y con más ventas estos días.
El aumento de los precios, el miedo y la incertidumbre deslucen la fiesta de Todos los Santos en una campaña que los viveristas dicen es más floja, con un 30% de producto e importaciones mucho más caras

nnn La festividad del 2 de noviembre está este año marcada por el estado de alarma y la crisis sanitaria. Las floristerías y los productores de flor aseguran que en esta ocasión las cosas son diferentes y que el miedo ha cambiado muchas cosas. Una de ellas es la baja afluencia a los cementerios. Algunas de las floristerías instaladas en la puerta de los campos santos ya han notado una caída notable en el número de visitantes. “Casi no viene nadie y antes las familias venían cada quince días a arreglar los nichos. Este cliente es normalmente personas mayores, que tienen miedo de salir a la calle y que muchas veces dependen de terceros para poder trasladarse”, aseguraba una de estas floristerías, donde ya han sentido una caída en las ventas del 40% en relación al año pasado.
Por su parte, en la floristería Alea (C/ Barcelona- Vigo), Sebe González asegura que “notas que la gente llega preocupada, quieren llevarse las flores ya y no como antes, que las dejaban encargadas y venían después a recogerlas”. Otro de los cambios que se han detectado es el aumento de los precios de determinadas flores. Son aquellas que proceden del exterior y que según explica el propietario de esta floristería puede variar entre el 10 y el 20% en relación al año pasado, mientras que los cultivos tradicionales de los invernaderos del Baixo Miño se mantienen. 
Ángel Patiño, ingeniero Agrónomo de la mayor empresa productora de flor de Galicia con sede en A Guarda, vicepresidente de Acubam (Asociación de Cultivos do Baixo Miño) y responsable del área de flor, asegura que la producción de este año “es buena, pero menor que otros años,alrededor de un 30% menos”. 

Los precios
Una producción que se centra en el crisantemo, el lilium, la rosa y la gerbera “que mantienen los precios de otras campañas. Donde sí ha habido un incremento notable de los precios ha sido en las variedades que vienen de fuera ante el encarecimiento del transporte aéreo”. Una subida que en algunas floristerías de Vigo apuntan que llega a “tres veces más que el año pasado por estas mismas fechas. Además, es increíble que estemos importando flores cuando aquí se supone que también se producen muchas cosas de gran calidad. Esto es algo que sucede en todos los sectores”. 
Sebe González es algo más optimista y sólo apunta a subidas hasta el 20% en algunas variedades, aunque también admite que “hay menos cantidad que otros años”. Esta menor producción se debió “a la incertidumbre que los productores sentíamos durante el confinamiento y que tenemos también ahora, no sabes cuál será la evolución del consumo y de los clientes”, explica Ángel Patiño desde la experiencia que le da estar al frente de la producción del mayor vivero de flor de Galicia en el que trabajan 25 personas en sus 50.000 metros cuadrados de viveros. 
Los restantes productores de flores cuentan con terrenos mucho menores de extensión y una menor producción y se encuentran muchos de ellos esparcidos por la comarca del Baixo Miño, que tiene en estos invernaderos uno de los pilares de su economía y de la generación de empleo. n

Más en Vigo
Comentarios