Vigo

Los médicos de Primaria ven “positivas” las nuevas plazas

Vigo

vigo

Los médicos de Primaria ven “positivas” las nuevas plazas

Una de las reuniones celebradas por los jefes dimisionarios en el Colegio Oficial de Médicos.
photo_cameraUna de las reuniones celebradas por los jefes dimisionarios en el Colegio Oficial de Médicos.
El colectivo hará balance de lo conseguido en asamblea y verá si se retoma la vía del diálogo con el Sergas para realizar mejoras
 Los médicos de Primaria que encabezaron las protestas en los centros de salud de Vigo ven “como un primer paso” la contratación de nuevos profesionales anunciada hace unos días por la Gerencia de Vigo. “Vistas las carencias de los últimos años, la situación empezó a mejorar. Es algo positivo”, subraya Alberto García Pazos. En el último trimestre de 2019 se sumaron 3 médicos de familia, así como 3 enfermeras y dos fisioterapeutas. Este año se anuncia la incorporación de 7 médicos de familia (uno de ellos en el PAC), 2 pediatras, 6 enfermeras, 3 matronas y 2 fisioterapeutas. Los nuevos médicos irán a los centros donde haya mayor necesidad, como reclamaba el colectivo, atendiendo al cupo, a la población mayor de 65 años y de patología compleja, y a las consultas de mañana y tarde porque tienen más carga.
Recuerdan que reclamaban un plan para cubrir las actuales carencias de los centros de salud pero también para garantizar el relevo de los profesionales que se jubilan a corto plazo. “Pedimos al Sergas una planificación para los próximos años y con transparencia como empiezan a hacer ahora”.
El conflicto, que empezó hace meses por la sobrecarga asistencial en los centros de salud y que todavía se mantiene a día de hoy, está más cerca de resolverse porque los médicos ven avances que no son la solución definitiva pero al menos les han devuelto la esperanza. Uno de los planes para mejorar Primaria fue el del  grupo de expertos encabezado por Rafael Bengoa, que contiene medidas que debe impulsar la Administración y otras que corresponden a los centros de salud, a los que se quiere dar más autonomía. En Vigo, el centro de Lavadores pilotará el Plan Bengoa y empezó  a elaborar su propio plan de mejora. Sin embargo, para hacer esto son claves los jefes y en Vigo dimitieron  23 en diciembre de 2018 en el momento álgido del conflicto. Solo 3 fueron  reemplazados por otros médicos que aceptaron el cargo. Está pendiente resolver esta cuestión en los centros.
La asamblea de finales de enero hará balance de lo conseguido en los meses de conflicto en el área viguesa en personal, en aparataje, en comunicación con el hospital, etc. “Vemos los hechos, tienen en cuenta lo que decimos y lo demuestran en inversión y recursos. Lo  ideal sería normalizar la situación, con diálogo por las dos partes,  para seguir avanzando en los próximos años”, concluyó Pazos.
 

Más en Vigo
Comentarios