Vigo

“Marrón psicológico” en altamar

Vigo

VIGO

“Marrón psicológico” en altamar

José Torres, Juan Lamela y Suso Pérez a bordo del palangrero "Xuxo" en el Atlántico Sur.
photo_cameraJosé Torres, Juan Lamela y Suso Pérez a bordo del palangrero "Xuxo" en el Atlántico Sur.
Armadores gallegos se enfrentan al problema de relevar la tripulación de barcos de altura por el cierre de fronteras

A la tripulación del palangrero de A Guarda “Xuxo”, el estado de alarma en España y el confinamiento por el coronavirus les sorprendió en altamar. En pleno Atlántico Sur -en un punto a la misma distancia de África que de Brasil- los marineros estaban faenando ayer pero con la mente en Galicia.  “La pesca es lo de menos, el trabajo diario es totalmente secundario porque no podemos dejar de pensar en nuestras familias y amigos”. “Nosotros estamos bien, aquí no hay problema ninguno de contagio”, cuenta Suso Pérez, al frente del barco y armador del mismo. “Bien pensado es una suerte estar aquí, no hay cuarentena ni encierro pero es un marrón psicológico”, reflexiona el marinero.
 La tripulación tiene conexión a internet, ve la televisión en los ratos que dejan de trabajar para comer y lo que no falla es la cita diaria con sus familias a través de llamadas o whatsapp. "Necesitamos saber que están bien, nosotros lo estamos", reiteran.
 En unos días acabarán la faena y pondrán rumbo a Namibia, una travesía de una semana para descargar en el país africano el pescado capturado, pez espada, atún y marrajo. Una vez allí, debería esperarles el relevo pero lo ven “casi imposible” teniendo en cuenta que eso sería a mediados de abril, así que tienen asumido que volverán a embarcar durante tres o cuatro meses más. “No creo que volvamos hasta agosto”, admite Suso, resignado ante la situación. “Esta era una marea más, pero la situación nos ha sobrepasado, es un marrón psicológico”, confiesa. 
A bordo del pesquero van 14 tripulantes, buena parte gallegos en unas aguas donde faenan otros 15 barcos de Galicia. “Todos estamos bien, aquí no hay coronavirus, pero vosotros tenéis que cumplir lo que digan a rajatabla”, dicen los tripulantes del 'Xuxo' de la flota de la Organización de Palangreros Guardeses (Orpagu).

cierre  de fronteras
El cierre de fronteras internacionales que cada vez se extiende a más países de todo el mundo a causa de la pandemia está provocando serios problemas a los armadores a la hora de coordinar los relevos de tripulaciones y desplazamientos. "Uruguay decretó que los extranjeros que lleguen a puerto tienen que estar 14 días en aislamiento", explica Javier Touza, presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI). 
En el caso de Namibia, donde va a descargar pescado en unos días el palangrero de A Guarda "Xuxo", el puerto está funcionando con normalidad a día de hoy. Así les está informando a las tripulaciones el embajador de España en este país a través de un grupo de whatsapp. "Nos dicen que en Namibia hay tres casos de infectados de unos rumanos que habían hecho escala en Madrid. El problema es que las fronteras están cerradas y que nuestros compañeros que tendrían que llegar no podrán volar", indica el armador que lleva fuera de casa desde el pasado 26 de diciembre. "He vivido muchas mareas, momento malos pero éste es especialmente duro por la incertidumbre", indica Suso Pérez, que lleva 30 años faenando y ahora se enfrenta a una 'pandemia psicológica' desde altamar.

Más en Vigo
Comentarios