la nueva formación profesional copia el modelo alemán, por el que el 70% del itinerario formativo se realiza en empresas

Malestar sindical y de profesores por la reforma para implantar la FP dual

Sindicalistas y profesores de la ciudad expresaron su malestar por la reforma de la Formación Profesional, que copiará el modelo alemán y por el que los alumnos realizarán las dos terceras partes del currículum haciendo prácticas en las empresas que se harán cargo de su formación como aprendices.
Es uno de los pilares de la reforma educativa de Jose Ignacio Wert y se aprobó mediante un Real Decreto el pasado día 8 de noviembre en el Consejo de Ministros, aunque aún no se sabe el calendario ni los ciclos en los que podría comenzar.

Las consecuencias de este cambio de sistema afectan a los alumnos con sus ventajas e inconvenientes, pero también a la plantilla de docentes porque solo el 30% de la formación se desarrollará en las aulas y es de esperar que se produzca una reconversión o recolocación de los que tienen plaza fija y que interinos y sustitutos se queden en casa, según explicaron fuentes sindicales.

El Consejo Escolar de Estado, en el que participan agrupaciones de trabajadores, de estudiantes y padres, había hecho un informe desfavorable. En Vigo, sindicatos como la CIG consideran que es un paso más para debilitar el sistema educativo público. En primer lugar, señalan que se transfieren recursos a las empresas y organizaciones empresariales que decidan participar. Además, los itinerarios formativos se adecuarán a las necesidades puntuales de la empresa que puede ser muy específica y no a los intereses de formación global del alumnado, que se convertiría en “mano de obra barata”. Además, podría darse una infravaloración de modalidades de la FP que no podrán ser ofertadas, como las sanitarias o sociocomunitarias que en Alemania están al margen de la formación dual. Entre las posibles ventajas estarían la cercanía del alumnado, las prácticas en el entorno laboral, cobrar incentivos económicos (tendrán una beca-salario) y la posibilidad de insertarse en empresas. Sin embargo, los profesores de Formación Profesional consultados recuerdan que actualmente estos alumnos son los que tienen la mayor inserción laboral del sistema y que el problema está en que la oferta de ciclos, sobre todo de los más atractivos, está muy por debajo de la demanda y hay jóvenes que se quedan fuera por falta de plaza. “El tejido industrial y laboral alemán no tiene nada que ver con el gallego y español, donde predominan las pymes, especialmente las pequeñas empresas. Deberían dejarse de experimentos de dudoso éxito y no desmantelar el sistema público educativo”, subrayan.

Te puede interesar