La alerta roja dejó ayer olas de 8,5 metros en Cabo Silleiro, rachas de viento de 98 kilómetros por hora en Ons y una gran granizada en Vigo

El mal tiempo seguirá los próximos 10 días

Las enormes olas alcanzaban ayer la carretera en Baiona.
Lluvia y frío seguirán siendo los protagonistas de la vida diaria en los próximos días. Así lo aseguran desde Meteogalicia, el servicio meteorológico de la Xunta, que ve para los próximos diez días que la situación será similar a la de las últimas jornadas.

De hecho hoy será una díade transición pero en la madrugada del lunes entrará una nueva borrasca que repetirá la situación de un duro invierno, que en Vigo solo ha dejado tres días sin lluvia.

Meteogalicia tiene activada también para hoy la alerta roja en el mar y amarilla en tierra en las Rías Baixas, igual que ayer cuando se alcanzaron olas de 8,55 y 8,09 metros en Cabo Silleiro y rachas de viento que llegaron a 98,1 kilómetros por hora en las Illas Ons y a los 91,4 en la de Sálvora.

En Vigo, donde el agua dio una tregua por la mañana, cayó una gran granizada alrededor de las dos de la tarde, lo que provocó un accidente en cadena en la AP-9 entre la salida del aeropuerto y la salida de Puxeiros. La temperatura ayer en la ciudad osciló entre los 9 de mínima y 12 de máxima, pero el viento provocó que la sensación térmica fuera menor.

Las temperaturas volverán a bajar en la jornada de hoy, hasta una mínima de 5 grados y en los próximos días subirán ligeramente, pero seguirán con máximas entre 12 y 13 grados.

Santiago Pemán, el experto hombre del tiempo, lo corrobora: “De momento seguirá esta situación, con lluvias, algunos claros y más bien frío”. Además, señala que el sábado empezó la primera luna nueva del año y como dice el refrán “la luna como nace tercia, como tercia quinta, como quinta octava y como empieza acaba”.

Pemán cree que el tiempo seguirá con la misma tónica hasta el 18 o el 20 de febrero, pero también asegura que todo este mal invierno tiene su lado bueno, y es que puede venir un buen verano porque “en Galicia tiene que llover y si no cae antes caerá después”. Para ejemplificarlo utiliza otro refrán: “As vacas que non comen cos bois ou comen antes ou comen despois”.

En el capítulo de sucesos por el temporal, los bomberos tuvieron que intervenir en la calle Raposeira por el desprendimiento de las chapas de la cubierta en una nave. Los efectivos procedieron a retirarlas, pero no hubo más complicaciones. n

Te puede interesar