Diez días después de la apertura del pabellón de O Berbés, ya han pernoctado en sus instalaciones unas 200 personas sin techo. El frío del pasado fin de semana hizo que se cubriesen 28 de las 30 plazas

Lleno en el albergue del Berbés

La concejal de Benestar Social, María Méndez, visitó ayer el dispositivo de frío instalado en el pabellón de O Berbés y que permanecerá abierto, con 30 plazas, hasta el 15 de marzo.
El dispositivo temporal de frío abierto el pasado 9 de diciembre en el pabellón de O Berbés y que permite a las personas sin techo tener un lugar donde pasar la noche, alcanzó las 200 pernoctaciones en los 10 días que lleva funcionando.
El dispositivo temporal de frío abierto el pasado 9 de diciembre en el pabellón de O Berbés y que permite a las personas sin techo tener un lugar donde pasar la noche, alcanzó las 200 pernoctaciones en los 10 días que lleva funcionando. La concejal de Benestar Social, María Méndez, explicó que este fin de semana las instalaciones han estado prácticamente al 100 por cien de su capacidad, puesto que se han cubierto 28 de las 30 plazas a disposición de estas personas. De este total, 23 eran hombres (13 españoles y 10 extranjeros) y 5 mujeres (dos españolas y tres extranjeras). Estas personas acuden, antes de acostarse, a una cafetería donde se les sirve un café y se les da un bollo y pasan la noche en el dispositivo temporal de frío, que permanece abierto entre las 21:00 y las 9:00 horas. En él trabajan un vigilante, un auxiliar de servicios sociales y una trabajadora social, la cual realiza una base de datos de los usuarios, les da información y los deriva a los departamentos municipales donde se pueda atender su situación. Además del alojamiento –colchón, sábanas y mantas–, a las personas sin techo se les proporciona un ‘kit’ de ducha para que puedan asearse en el propio pabellón así como un servicio de consigna para sus mochilas. De igual modo, el objetivo del dispositivo de emergencia es que haya ‘movimiento’, por lo que a las personas que acuden sistemáticamente se les informa de albergues que existen en la ciudad –de congregaciones religiosas– a los que pueden acudir, ya que muchas de las personas sin techo que acuden a O Berbés no tienen conocimiento de que existen otras instalaciones. Méndez, que visitó ayer el dispositivo temporal, ha enumerado las principales modificaciones que se han realizado para este invierno –es el tercer año que se pone en marcha un dispositivo temporal en la ciudad, ante la inexistencia de un albergue municipal–. Así, se han instalado radiadores, una mampara y se ha incrementado el personal que trabaja en las instalaciones. En caso de que llegasen al dispositivo de frío más de 30 personas, Méndez explicó que se cuenta con unos cinco colchones más que se podrían colocar en las instalaciones. En ese sentido, recordó que los días de mayor afluencia del pasado año contaron con un total de 35 personas. El servicio de emergencia se mantendrá operativo hasta el 15 de marzo, aunque, según concretó la edil, si por esas fechas hubiese una ola de frío, se ampliaría la apertura de este servicio.

Te puede interesar