Atlántico

VERANO

Música negra y R&B abrieron Castrelos de mano de Lauryn Hill

La estrella estadounidense abrió los conciertos de verano del Concello ante un público que llenó el auditorio y se entregó a la música negra de la ganadora de ocho Grammys

La cantante norteamericana, durante su actuación anoche en Castrelos, donde estuvo acompañada de una banda de más de 30 músicos // J.V. Landín
La cantante norteamericana, durante su actuación anoche en Castrelos, donde estuvo acompañada de una banda de más de 30 músicos // J.V. Landín
Música negra y R&B abrieron Castrelos de mano de Lauryn Hill

 Lauryn Hill se hizo esperar, pero mereció la pena. Sus incondicionales llenaron el recinto de pago, con capacidad para 4.500 espectadores. En las gradas, con 20.000 localidades, apenas quedaba sitio. Había ganas de conciertos al aire libre y el estreno de Castrelos no defraudó.

Como ya es habitual, el alcalde Abel Caballero subió al escenario a dar la bienvenida a los vigueses y a los de afuera. Aseguró que estaban ante las mejores fiestas del mundo con el mayor número de conciertos gratuitos. Destacó la calidad artística de la cantante Lauryn Hill, que abre esta noche los conciertos de Castrelos, y su compromiso en la lucha contra el "racismo y sectarismo de la extrema derecha". La dj Reborn, del equipo de la artista, salió una vez finalizada la introducción y pinchó música bailable, los éxitos del pop.
Cuando algunos comenzaban a dudar que actuase, Lauryn Hill hizo acto de presencia con sombrero de inspiración española y un traje de tul negro: "Gracias, buenas noches Vigo. ¿Qué pasa Vigo?". Con el carácter y la fuerza que le caracterizan rapeó jaleando al público e interpretó temas como “Lost ones”, “Superstar” o “Killing me softly with his song”. Con 44 años de carrera, aunque marcando sus propias prioridades sigue tiendo un único álbum en el mercado, “The Miseducation of Lauryn Hill”, editado hace 21 años, con el que obtuvo cinco grammies y vendió 19 millones de discos.

El primer concierto de la temporada de Castrelos fue un derroche de iluminación, con una puesta en escena que incluyo la proyección de imágenes de la artista en una pantalla gigante al fondo y la retransmisión en otras dos, situadas en los laterales. Lauryn Hill deslumbró con la potencia de su voz, que la llevo a ser considerada la reina del R&B, pero también por su estilismo, cuidado y estelar.

Así, en medio de la semana comenzó el programa de Castrelos. La próxima cita será mañana con Leiva. El martes 23 le tocará el turno de Tom Jones; el miércoles 24, Fangoria; el viernes 26, Rick Astley; el sábado, la coral Casablanca y el lunes 29, Roger Hodgson. Ya en agosto, abrirá el mes con 30 Seconds to Mars, para continuar el día 2 el mini festival con Furious Monkey House,  Xoel López y Vetusta Morla, para acabar el 8 de agosto con David Bisbal. A excepción de Astley, todos los conciertos ya tienen todas las localidades de pago vendidas.

Ayer se puso en marcha el plan especial de tráfico para los conciertos en Castrelos. Se reforzó la frecuencia de autobuses al parque, Al acabar la actuación se cortará al trafico el tramo desde la avenida Portanet a la avenida Arquitecto Palacios para favorecer la movilidad a pie. Ya en las propias instalaciones se habilitó un aparcamientos para discapacitados para los usuarios con movilidad reducida  se montó un hospital de campaña para posibles urgencias.